España es una merienda de negros

julio 4, 2007

Rajoy exige a Zapatero las actas de la negociación con ETA o adelanto electoral

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 5:47 am

J. L. LORENTE. MADRID.

«Señor presidente del Gobierno, o nos muestra las actas que prueban su inocencia en las reuniones con ETA o toma el camino de la Zarzuela» para adelantar las elecciones. Esta frase pronunciada por el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, dinamitó el debate sobre el estado de la Nación que ayer se celebró en el Congreso de los Diputados.

Se acaba así el débil e inestable acuerdo al que llegaron el jefe del Ejecutivo y el líder de la oposición hace poco menos de un mes, tras la ruptura por parte de ETA, con el objetivo de mantener la unidad en la lucha antiterrorista. Precisamente, la cuestión etarra fue motivo ayer de uno de los más duros y tensos debates entre Zapatero y Rajoy, a escasos meses de las elecciones generales. Las explicaciones del presidente del Gobierno sobre lo ocurrido con el llamado «proceso de paz» no convencieron -en absoluto- al PP. Es más, los dirigentes del primer grupo de la oposición estudiaban ayer mismo la posibilidad de presentar una propuesta de resolución sobre la lucha antiterrorista.

Zapatero no dio ningún tipo de explicación sobre los contactos con ETA. Se limitó a decir que ya «no hay vía para el diálogo ni margen alguno para intentarlo». Tras subrayar que toda la responsabilidad en el asunto es suya -tampoco podría ser de otra manera-, sostuvo que la respuesta a la nueva amenaza etarra «será, en nombre de todos los españoles, implacable por mi parte».

En su intervención de la tarde, Rajoy se encargó de acusar a Zapatero de todo tipo de deslealtades. Le reprochó que «por su culpa» ETA esté ahora crecida, envalentonada y reconstruida. Además, quiso dejar claro que el Gobierno socialista pactó con ETA su vuelta a los Ayuntamientos, la excarcelación de De Juana e, incluso, la expresión «el derecho a decidir de los vascos» que se incluyó en la declaración que el jefe del Ejecutivo leyó en junio de 2006. En este punto, exigió al jefe del Ejecutivo que adelante las elecciones por sus reiteradas «mentiras sobre ETA».

Discurso triunfalista

La respuesta del presidente del Gobierno fue mantenerse en su mutismo sobre las reuniones con la banda y reiterar que no tiene intención de disolver las Cámaras.

Al margen de la lucha antiterrorista, el jefe del Ejecutivo llegó ayer al debate sobre el estado de la Nación con su liderazgo muy tocado por la derrota en las municipales, la crisis del Estatuto catalán y sus silencios ante la muerte -en escasos ocho días- de trece españoles a manos del terrorismo islamista, tanto en el Líbano como Yemen. Y su primer paso ante el Congreso de los Diputados fue leer un discurso triunfalista, sin mero atisbo de autocrítica, con el que intentó hacer ver a la Cámara que «España es hoy un país más rico, más libre, más seguro, más digno y decente» que cuando él llegó al poder, en 2004.

No fue que el jefe del Ejecutivo viese la botella media llena, sino que -haciendo gala de su reconocido «optimismo antropológico»- la considera «desbordada». Tanto es así que dirigentes políticos tan alejados ideológicamente como Zaplana (PP) y Llamazares (IU) utilizasen los mismo términos para definir el discurso del presidente del Gobierno: «Ha sido un mitin de polideportivo».

Durante su intervención inicial -la que tuvo lugar por la mañana-, el jefe del Ejecutivo pasó de puntillas por asuntos de la máxima importancia en la actualidad política. Tan sólo unas líneas en su discurso para hablar del papel de las tropas españolas en el exterior, la reforma estatutaria catalana o la ley de la memoria histórica. Otras cuestiones de interés para la ciudadanía ni siquiera las tocó (subida de las hipotecas, violencia doméstica, empleo precario, pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores o incremento de las tarifas eléctricas por la opa sobre Endesa). A pocos meses de las elecciones generales, Zapatero intentó por todos los medios «vender» los logros económicos de su Gabinete y los avances en política social. La guinda del pastel la puso cuando anunció -como asunto estrella del debate- que, «desde hoy mismo» (por ayer), las familias recibirán 2.500 por cada hijo que nazca o sea adoptado.

«Usted no da la talla»

En su réplica, Rajoy trató de desmontar el «país irreal» de Zapatero con el argumento de que «la economía hubiera ido exactamente igual aunque el escaño del presidente del Gobierno hubiese estado vacío, porque el papel de usted ha sido el del ausente». Las palabras de Rajoy molestaron a Zapatero, que se empeñó en la descalificación personal del líder del PP. «El único récord -dijo- que se le reconoce es haber llevado a su partido de la mayoría absoluta a la oposición». «En España no hay presidente. Usted no da la talla para sumir la responsabilidad del cargo que ocupa», replicó Rajoy.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: