España es una merienda de negros

septiembre 22, 2007

Zapatero saca 2.300 millones de ingresos del Estado para pagar sus promesas electorales

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 6:04 am

Disfraza con una rebaja del IRPF la suma del cheque por maternidad y las desgravaciones del alquiler ? Rajoy critica el «desmadre», que se hipoteque el futuro de los españoles y que se generen desigualdades territoriales

I. G. de Molina / C. Morodo
MADRID- A menos de seis meses de las elecciones generales, el presidente del Gobierno volvió ayer a utilizar los Presupuestos Generales del Estado de 2008 como reclamo electoral, sin tener atado y bien atado ni siquiera el respaldo parlamentario suficiente para sacarlos adelante. Minutos antes de que el Consejo de Ministros diera su plácet a las cuentas del Estado del año que viene, José Luis Rodríguez Zapatero anunció en RNE una rebaja del IRPF de 2.290 millones de euros (casi 400.000 millones de las antiguas pesetas) para las familias más desfavorecidas, los jóvenes y las rentas más bajas. Esta reforma fiscal, en realidad, recoge las medidas sociales anunciadas por el presidente en los últimos meses (las deducciones del alquiler y el cheque-bebé) e incluye leves retoques del impuesto.
   De los 2.290 millones que los contribuyentes pagarán de menos, 1.000 corresponderán a la prestación de 2.500 euros que percibirán las madres por el nacimiento de un nuevo hijo. Esta ayuda se cobrará en enero próximo con carácter retroactivo desde julio pasado, fecha en la que Zapatero la anunció. Los nacionalistas negocian con el PSOE aplicarla desde enero de 2007.
   Además, el Estado dejará de ingresar 257 millones por la deflactación de la tarifa del IRPF o, lo que es lo mismo, por el descuento de la inflación en los tramos del impuesto. La realidad es que si el Gobierno no tuviera en cuenta el impacto de la evolución de los precios, estaría subiendo de manera encubierta este tributo. Esta minirreforma fiscal fija también un alza de los mínimos personales y familiares en función del IPC, que supondrá una merma de recaudación de 466 millones, así como un incremento de la deducción por rendimientos del trabajo, que se traducirá en 216 millones de menos para las arcas del Estado. Los 2.290 millones de rebaja fiscal se completan con 348 millones de la deducción por alquiler para las rentas más bajas.
   Esta rebaja fiscal entrará en vigor en 2008 y los beneficiarios la podrán sentir en sus bolsillos, con una caída de sus retenciones, en la primera nómina de enero, dos meses antes de las elecciones generales. Pese a la proximidad de los comicios, los dos vicepresidentes negaron ayer el carácter electoral de estas medidas. De la Vega calificó de electoral aquellas promesas que no se cumplen. Y, emulando a Chaves, aseguró que «este Gobierno cumple desde el primer día». Con menos entusiasmo, Solbes hizo lo propio, negar el reclamo electoral de las mismas.
   El vicepresidente económico rehusó por tres veces facilitar las inversiones del Estado por autonomías, dato que dará a conocer el próximo martes, jornada en la que los Presupuestos comienzan una incierta andadura parlamentaria. De momento, el PSOE sólo cuenta con el insuficiente apoyo del PNV. Los partidos de la oposición, entre ellos especialmente CiU e IU, coincidieron ayer en criticarlos por electoralistas.
   Para el presidente del PP, Mariano Rajoy, se han convertido en un «desmadre» en el que las inversiones prometidas a Cataluña y a Andalucía confirman que se está jugando con el dinero de los españoles y se está hipotecando su futuro por intereses de partido. «Lo que es de todos se debe gastar con el acuerdo de todos. Estoy en contra de los privilegios y de que se trate a la gente como desiguales porque España es una nación de ciudadanos libres e iguales, con una soberanía que está representada en las Cortes», sentenció Rajoy. Tras un primer análisis de las cuentas públicas, los populares mantienen que no responden a la realidad económica española ni son el instrumento para enfrentarse a una desaceleración clara ya que utilizan unas previsiones de crecimiento obsoletas y el gasto vuelve a aumentar un año más por encima del crecimiento real de la economía.
   La situación de incertidumbre exige, a su juicio, austeridad y no hacer electoralismo con el gasto público a base de propuestas que se convertirán en derechos adquiridos en el futuro y que pueden acabar derivando en una subida de impuestos. El ejemplo francés de obligada política de recorte de prestaciones es un espejo en el que España puede verse reflejada en el futuro por culpa de las «alegrías» del Gobierno. A esta crítica se suma la denuncia del «agravio comparativo» entre comunidades por un reparto de las inversiones públicas que vulnera, según el PP, el artículo 138 de la Constitución, que obliga a hacer efectivo ese reparto de acuerdo con el principio de solidaridad. La reforma fiscal también es tachada de electoralista: venden dos veces la misma cosa al anunciar una reforma del IRPF que es la suma del cheque maternidad y de las desgravaciones de alquiler.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: