España es una merienda de negros

septiembre 24, 2007

Ibarretxe se agarra al proceso con ETA para exigir a Zapatero el derecho de autodeterminación

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 6:26 am

CHARO ZARZALEJOS. BILBAO.

Después de un fin de semana dedicado a ultimar su intervención en el pleno del Parlamento vasco el próximo día 28, será mañana cuando el lendakari presente a su Gobierno las líneas esenciales de las medidas que va a propiciar para que en el plazo de la presente legislatura vasca se llegue a un acuerdo de «normalización política». Este acuerdo, en todo caso, será refrendado por los ciudadanos vascos.

El lendakari acude a la cita parlamentaria del viernes más reforzado que hace un mes y con la tranquilidad de saber que, en ningún caso, las eventuales discrepancias van a salir a la luz. La marcha de Imaz le ha allanado, al menos a corto plazo, el camino que queda de aquí a las autonómicas vascas.

Ibarretxe no quiere sobresalto alguno y para ello ya se ha reunido con el grupo parlamentario del PNV. Les expuso, a grandes líneas, los ejes de su intervención y hasta donde ha podido saber ABC, la reunión «fue muy satisfactoria». En esta ocasión no va a haber foto oficial del Consejo Político —formado por Ibarretxe, Madrazo y Azkárraga—, pero el lendakari ya ha cambiado impresiones con sus socios y la sintonía «es la natural en un Gobierno que es fiel a los pactos suscritos».

Sólo plazos

Que Ibarretxe va a hablar de la necesidad de un acuerdo y de que este sea refrendado en consulta popular es algo que se da por seguro. La duda estriba en si pondrá fecha para la consulta. De acuerdo con las fuentes consultadas, en los partidos del tripartito se descarta que «ponga fecha fija», pero sí se indica que «se señalaran plazos porque el propósito es acudir a las próximas elecciones con los compromisos cumplidos».

En estos compromisos se incluye la consulta, «pero también la necesidad de un acuerdo», por lo que «va a haber un emplazamiento solemne al Gobierno para comenzar ese diálogo, que tiene que dar como resultado un acuerdo en el que se refleje el derecho de este pueblo a decidir su futuro».

Tanto Ibarretxe como los portavoces de los grupos que integran el tripartito van a avalar esa reclamación de diálogo con el Ejecutivo central. «Sería muy incoherente —se avanza en medios parlamentarios— que el Gobierno, en este caso el de Zapatero, hiciera oídos sordos a un diálogo solicitado desde un Gobierno legítimo, cuando han estado hablando de cuestiones políticas con ETA».

El hecho de que esta petición y propuesta de nuevo acuerdo político llegue en plena precampaña y sin saber a ciencia cierta lo que dirán las urnas el próximo mes de marzo, no es algo que inquiete al tripartito. «No hay más que ver cómo PP y PSE, que tan mal se llevan en todo, coinciden en rechazar la consulta. Nosotros plantearemos las cosas al Gobierno central con independencia de cuál sea su color».

La permanencia de la acción terrorista de ETA tampoco es una circunstancia que vaya a modificar planes. Primero, porque el lendakari sostiene, sin que se sepa muy bien por qué, que estamos en el final del ciclo de la violencia. Y, segundo, porque se ha estampillado el argumento de que con ETA en activo, «y más fuerte que ahora», en el País Vasco se han votado tanto la Constitución como el Estatuto. «No podemos —se insiste desde el tripartito— estar pendientes de ETA. Lo que hay que hacer se debe hacer al margen de lo que haga o diga ETA. Lo contrario seria ponernos en sus manos».

Estas reflexiones distan mucho de las realizadas por Ibarretxe ya en el año 2002, cuando en el pleno parlamentario de política general y adelantando lo que luego se denominaría el Plan Ibarretxe, aseguraba: «Se procederá a la ratificación definitiva en referéndum de la sociedad vasca del Pacto Político alcanzado con el Estado o, en su caso, del proyecto aprobado por el Parlamento vasco, en un escenario de ausencia de violencia y sin exclusiones».

En el pleno del día 28, el lendakari propondrá un plan de trabajo para lograr ese acuerdo, en el que el reconocimiento del derecho a decidir «será la piedra angular» y en cuyo contenido estará presente buena parte del ya rechazado Plan Ibarretxe, que fue aprobado en el Parlamento vasco por mayoría absoluta gracias al apoyo de Batasuna, que vio en el preámbulo «las bases suficientes para dar nuestro apoyo».

En esta ocasión se repite la historia. El tripartito no tiene la mayoría absoluta, pero si sabe que en la medida que se acentúen los perfiles soberanistas podrá contar con el apoyo de los parlamentarios de PCTV que, según se recuerda desde las filas del tripartito, «es un partido legal» y que sus antecesores ya facilitaron que el Plan Ibarretxe llegara al Congreso.

En medios próximos al Ejecutivo vasco se considera que la coyuntura «es más favorable de lo que parece», en la medida que «se ha instalado poco a poco un nueva cultura política, como se está viendo en Cataluña, y ETA está culminando su macabro ciclo».

PP y PSOE a la espera

El PSOE y el PP se mantienen a la espera. José Blanco ya recordó en Bilbao que la consulta es ilegal «y no se hará». En términos similares se ha manifestado Mariano Rajoy, que ha recordado que es una propuesta «inconstitucional». Aun así, ambos partidos están a la espera de la intervención del lendakari, y de entrada tienen una posición fácil. Si de lo que se trata es de reformar el Estatuto, no hay más que seguir los procedimientos legales, dicen socialistas y populares, aun cuando ambos saben que en este caso no se trata de «un nuevo Estatuto de autonomía», sino de un «Estatuto Político» en el que además de reclamar el derecho a decidir se va a establecer —según se avanza en medios nacionalistas— una relación de «clara bilateralidad Euskadi-Estado».

La previsión socialista es que en el próximo hemiciclo «va a haber menos nacionalismo» y que «necesariamente habrá que ir a acuerdos con el PP». En esto, aunque parezca mentira, hay coincidencia con el PP. Entre los populares no se tiene tan claro que los grupos nacionalistas vayan a perder apoyos y «precisamente por ello habrá que intentar y buscar un gran acuerdo con el PSOE, con ese PSOE que aún no conocemos, pero que seguro surgirá cuando Zapatero pierda las elecciones. Si Zapatero siguiera en La Moncloa, los acuerdos que necesita España serán muy difíciles».

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: