España es una merienda de negros

septiembre 24, 2007

Lo peor

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 7:18 am

 

El ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, ha dicho, refiriéndose a la crisis nuclear iraní, que «el mundo debe estar preparado para lo peor, y lo peor es la guerra». Uno no ve ninguna contradicción en afirmar que tales palabras son tan imprudentes como evidentes. Imprudentes porque, como se sabe, las cosas no existen hasta que se las nombra y porque la misión de los políticos es precisamente la de intentar evitar la guerra hasta el último momento en vez de darla por hecho. Evidentes porque sólo la ceguera de esa doctrina posmoderna que se ha dado en llamar ‘buenismo’ puede negar el peligro que supone el juguete nuclear en manos de un régimen tan belicoso y delirante que declara como enemigos de muerte al Estado de Israel y a todo el mundo occidental. A alguien que tiene esa clase de objetivos ‘políticos’ no queda más remedio que quitarle la chimbera atómica a las buenas o a las malas, sea musulmán o testigo de Jehová, iraní o de Vitigudino.

No es políticamente correcto decirlo ni tampoco edificante, pero, ya que resulta inevitable el hecho de que una potencia ejerza de guardiana del orden mundial, lo imprescindible es que quien la gobierne no esté como una cabra, como es ahora el caso de Irán y como fue en su día el caso de la Alemania hitleriana pues, en efecto, el propio Occidente alberga en su currículum precedentes semejantes de deliriocracia. De lo que se trata es de que la potencia imperial que ejerce esa custodia planetaria que se ha arrogado a sí misma en nombre de su propia fuerza -reconozcámoslo- se conforme con disfrutar de los beneficios -arbitrarios por supuesto- de reinar en cierto área comercial sin pasar a la raya de la expansión bélica. Por esa razón lo deseable y lo tranquilizador es que el Imperio norteamericano, que es el que tiene hoy ese papel y el que ha de quitarle a Irán las armas nucleares si llega el caso, tenga un presidente de perfil bajo, un líder blando que no se asemeje ni remotamente a los ayatolás en sus afanes justicieros.

Decir, como dice el ‘fundamentalismo buenista’, que Irán debe disponer por lo menos del mismo repertorio nuclear que tiene Estados Unidos es incurrir en un ‘salomonismo’ suicida, en una beatífica temeridad, en una equidistancia poco realista. Pero la verdad es que no deja de ser inquietante que la mejor solución en estos momentos se halle en manos de alguien como Bush. Bush no se ha atrevido por el momento a declarar ninguna guerra santa pero su ‘guerra democrática’ tiene ribetes fundamentalistas como Guantánamo. Bush no es lo peor, pero da miedo, sobre todo porque quien va a tener que quitar el cascabel nuclear al gato persa no es Francia por mucho que saque ahora pechito hablando de guerra.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: