España es una merienda de negros

septiembre 24, 2007

Teoría y práctica del empate

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 6:39 am

POR ÁNGEL COLLADO

Zapatero agota la legislatura, no por un arrebato de sentido del Estado, sino por pura necesidad electoral. Después de perder los comicios autonómicos de mayo, necesitaba tiempo para rehacerse, disimular con su giro «españolista» y «social», los fracasos de los tres primeros años de mandato y, sobre todo, congraciarse con su electorado, muy en especial donde están sus feudos y graneros de votos: Cataluña y Andalucía.

El empate técnico entre socialistas y populares en intención de voto sigue en todas las encuestas. En el PSOE sólo se atreven a decir que en julio sacaban algo más de tres puntos al PP. En el partido de Rajoy aseguran que sus datos les dan una pequeña ventaja en escaños. Zapatero ganó las elecciones de 2004 por cinco puntos sobre el PP, diferencia que le dio 16 parlamentarios más que los obtenidos por Rajoy. En ese reparto 164-148 había seis diputados socialistas logrados en el último resto por un puñado de votos. Aún ganando, el más mínimo retroceso sobre aquellos resultados, le dejaría con un grupo tan corto que para gobernar se vería obligado a pactar con todas las minorías al mismo tiempo y para todo.

Por eso el jefe del Ejecutivo necesita tiempo para, con «contabilidad creativa» y de imagen, presentar en marzo un balance más positivo que el de la negociación con ETA y el desguace del ordenamiento constitucional. Por ahí va la generosidad presupuestaria con sus feudos.

En 1996, al PP le bastó con ganar por 1,2 puntos al PSOE para obtener 15 escaños más que los socialistas. En teoría, se puede dar el caso de que Zapatero tenga más votos en el conjunto de España, pero Rajoy logre más diputados. Por eso necesita el Gobierno volcarse estos meses en la propaganda y tirar de chequera. Precisa congraciarse con todos los sectores sociales que le dieron la mayoría relativa en 2004, incluidos los habituales abstencionistas que esa vez sí fueron a votar. El electorado del PP se muestra fiel y movilizado aunque no crezca. Persiste el empate, origen de los nervios socialistas y las esperanza de los populares. Además, las inéditas dudas en el aparato mediático y de propaganda del PSOE pueden equilibrar las fuerzas. Las elecciones no pueden presentarse más abiertas.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: