España es una merienda de negros

septiembre 25, 2007

ETA en el norte

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 7:31 am

FLORENCIO DOMÍNGUEZ

 

La operación desarrollada ayer por la Gendarmería contra los presuntos responsables de algunos atentados perpetrados en territorio francés ha puesto de relieve la existencia de, al menos, lazos personales entre los sospechosos y el entorno de ETA. La investigación determinará si además de lazos personales hay otro tipo de vínculos que impliquen a la organización terrorista en la realización de estos atentados o, al menos, en su inducción.

De momento ya sabemos que cuando se tira del cabo de una cereza del norte aparecen enganchadas otras cerezas del sur. Durante mucho tiempo, los atentados en el País Vasco francés fueron cometidos por Iparretarrak, organización que en los ochenta no era bien vista por ETA que no quería provocar a las autoridades de París.

En 1993, las dos organizaciones se reunieron para estudiar la posibilidad de coordinar sus actividades. ETA exigió un acuerdo político previo antes de colaborar con IK. En septiembre de 1999 volvieron a reunirse dirigentes de los dos grupos y tampoco hubo acuerdo porque Iparretarrak reclamaba que se respetara la «especificidad política» del País Vasco francés, frente a las pretensiones etarras de fusionar las dos organizaciones. Después de aquel encuentro siguieron dos años de intercambio de críticas.

«ETA siempre ha tomado a Iparralde como lugar de refugio y para surtirse de militantes. Siempre nos han impuesto el frente único, primero deberíamos luchar juntos contra Madrid para ganar la batalla a Madrid y una vez vencido el frente de Hegoalde (País Vasco español) juntos actuaríamos contra París. La lucha de Hegoalde estaba ganada en dos años, eso es lo que nos dijeron hace 25 años», señalaba el líder de IK, Philippe Bidart en marzo de 2001.

Ante los desacuerdos para llevar a cabo la fusión, ETA decidió en 2003 lanzar un ultimátum sobre IK: o aceptaban integrarse en ETA o «ficharían» a los miembros de Iparretarrak individualmente. Y así fue. Se trataba de aplicar la misma ‘opa hostil’ que Batasuna había llevado a cabo en el ámbito político sobre Abertzaleen Batasuna dividiendo a este movimiento y llevándose a una parte de sus miembros para extender al País Vasco francés las actividades del partido creado en el sur.

Durante los últimos años, ETA ha atraído a su órbita a los sectores del nacionalismo vasco francés más inclinados al activismo violento y muchos de ellos se han implicado en las filas de la propia organización terrorista para realizar tareas tanto en territorio francés como español. Para los responsables policiales galos, la violencia que antaño realizaba IK la llevan ahora los miembros de Segi y del entorno de Batasuna.

f.dominguez@diario-elcorreo.com

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: