España es una merienda de negros

octubre 1, 2007

Imaz rompe la estrategia de Ibarretxe y elude respaldar la consulta en la fiesta del PNV

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 8:24 am

M. LUISA G. FRANCO

FORONDA (ÁLAVA). Juan José Ibarretxe y Josu Jon Imaz escenificaron ayer en el «Alberdi Eguna» -la fiesta del PNV-, la brecha que separa las dos estrategias que tradicionalmente se han alternado en la historia del partido: la radical, apoyada en la unidad nacionalista, y la pragmática, que pretende avanzar en la misma dirección pero a través de pactos con los no nacionalistas. Como subrayó Imaz, será la dirección del partido que tome el relevo en diciembre la que tendrá legitimidad para marcar el camino.

Dos días después de lanzar su desafío al Estado, Ibarretxe explicó a la militancia su iniciativa de convocar una «consulta» el 25 de octubre del próximo año, a pesar de que el presidente del EBB (dirección del PNV) había desautorizado previa y públicamente su decisión. Y la militancia le aplaudió, aunque con ese aplauso estaba discrepando con la máxima autoridad del partido.

Tal es la brecha entre ambos dirigentes que el predimisionario Imaz no citó la «consulta» en ningún momento de su intervención. El desdén a la inicitiva de Ibarretxe fue evidente. Pero no fue el único.

El legado de Imaz

En un ambicioso discurso político, enfocado como legado de quien se siente muy orgulloso de haber llegado a ser presidente del EBB, Imaz advirtió a quienes -como Ibarrretxe- defienden en el seno de su partido la conveniencia de avanzar hacia el autogobierno dejando a un lado a quienes discrepan. Fue especialmente tajante al afirmar que sólo desde los «acuerdos transversales», entre nacionalistas y no nacionalistas, se puede conseguir una base sólida para que el país avance en la dirección en la que todos los nacionalistas quieren que lo haga. Sin esos cimientos, Imaz considera que se puede perder lo que se construya.

Apelando a las figuras históricas de su partido, Imaz defendió la necesidad de adecuar el PNV a unos tiempos en los que «las fronteras desaparecen y los conceptos de independencia y soberanía» van cambiando, y reprochó abiertamente a su antecesor al frente del partido, Xabier Arzalluz, sin llegar a citarlo, que llamara «michelines» a quienes avanzan en la modernización del PNV. «En este partido no hay michelines. Hay abertzales, hay patriotas que tienen su forma de ver este país y nadie tiene derecho a hacer pasar a nadie la prueba del algodón como nacionalista», señaló Imaz, cuyo discurso complica el plan de Ibarretxe y puede abrir una vía de disidencia.

Ataque a Arzalluz

El remate de esta frase fue una verdadera puntilla para Arzalluz: «Desconfiad siempre del que lo haga. Normalmente esconderá otro tipo de intereses particulares». La militancia aplaudió este ataque frontal a quien dirigiera durante más de veinte años el partido.

Imaz consiguió ayer el apoyo de la militancia incluso en momentos en los que insistió en aquello que más le han criticado los sectores radicales de su partido: la defensa de los acuerdos con los no nacionalistas. Lo logró gracias a sus continuas referencias a la historia del PNV, a la identificación de los intereses del partido y del pueblo vasco y a citas como una de Román Sudupe, quien presidiera el partido antes de su última escisión: «Las personas pasan y los proyectos permanecen».

Los protagonistas

Pero también Ibarretxe fue igualmente aplaudido con un discurso opuesto en el fondo, pero con coincidencias como las alusiones a que el PNV es un equipo, en el que no hay protagonistas. Frente al escepticismo de Imaz, Ibarretxe no sorprendió con su discurso, en el que no faltaron las habituales equidistancias entre las víctimas y los presos como sujetos, ambos, de derechos. Ibarretxe detalló, asimismo, la hoja de ruta que presentó el pasado viernes en el Parlamento vasco, dijo que no le «temblaría el pulso» a la hora de convocar la consulta y se preguntó «¿de qué sirve ser lendakari si no puedo preguntar a la sociedad vasca lo que piensa de las cosas?»

Leyó el artículo 78 del nuevo Estatuto de autonomía de Andalucía, en el que se hace referencia a la posibilidad de que el Gobierno de esa comunidad autónoma convoque una consulta popular, siempre que no sea un referéndum, y reivindicó ese mismo derecho, sin hacer mención a prerrogativas de las instituciones vascas, que la ley no contempla para las andaluzas, como la recaudación de impuestos.

«Generosa» retirada

Tras despreciar la presencia de los medios de comunicación, haciendo constar que el mensaje no iba para ellos, sino para la militancia, Ibarretxe hizo un reconocimiento paritario primero a Joseba Egibar y después a Josu Jon Imaz, a quienes agradeció, «en aras del consenso», su generosidad por retirarse de la contienda interna para hacerse con la dirección del PNV.

Los mensajes contradictorios fueron posibles ayer en el Alderdi Eguna porque, como dijo Ibarretxe en su discurso, tanto él, como Imaz y Egibar comparten dos cosas fundamentales: «La existencia del pueblo vasco y su derecho a decidir libremente su futuro». El choque de discursos radicalmente dispares estuvo arropado por un intercambio de gestos amistosos de cara a la galería.

Gestos de concordia

Ibarretxe llamó amigo a Imaz y éste al lendakari y a Egibar. El dirigente del PNV de Guipúzcoa echó una mano al presidente del partido a la hora de arriar la ikurriña y el lendakari llamó a todo el EBB, al que había desafiado con su consulta, a compartir los aplausos al inicio de su discurso.

Juan José Ibarretxe y Josu Jon Imaz cruzaron espadas, rivalizando en fervor nacionalista, de forma que tanto el uno como el otro arrancaban aplausos del conjunto de los militantes del PNV y no sólo de sus partidarios, con mensajes contradictorios.

Entre los miles de afiliados nacionalistas que acudieron al evento, el tema de conversación estrella al término de los discursos -mientras compartían comida campestre, este año con buen tiempo- era la referencia que hizo Josu Jon Imaz a los «michelines» del partido, a los que Xabier Arzalluz tanto despreció en su momento y a los que el actual presidente del EBB reconocía su afán por modernizar el PNV.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: