España es una merienda de negros

octubre 4, 2007

Noches en blanco, de luto los días

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 6:32 am

Por Alfonso García Nuño

Quien tradujera del francés “la noche en blanco” en vez de “la noche en vela”, que hubiera sido lo propio, sin pretenderlo posiblemente, tocó la flauta y nos dio una nueva expresión para decir cosas de nuestra sociedad, cosas de nuestra España. Cuando, en español, usamos la expresión “en blanco” hacemos con ella referencia al vacío, como cuando a uno se le queda así la mente en un examen. Tal vez el origen de esto esté en el folio en blanco.

Pero la expresión, al mismo tiempo, nos habla de que eso que queda o está en blanco debería de tener un contenido. El folio, un dibujo, un escrito…; la mente, los conocimientos a disposición para responder a lo que se pregunta…

La noche en blanco de Gallardón –ese gran botellón de organización municipal–, llena de gentes, de colas interminables, atascos de coches, actividades de mayor o menor tono cultural, estuvo saturada de montones de cosas. Y, sin embargo, fue una noche en blanco. Donde hay masificación, obsequiosa disposición a ella, hay falta de personalidad y, por tanto, también de cultura, de cultivo de la realidad y de uno mismo: barbecho de humanidad.

Con motivo del Día Mundial de la Anticoncepción –eso de la concepción debe de ser algo muy dañino cuando necesita del “anti”– hemos podido conocer una vez más unas cifras no, por conocidas o sospechadas, menos escalofriantes; aunque lo más aterrador no sean tal vez los datos, sino la aceptación social de los mismos y el ver que se funciona como si no pasara nada, que muchas personas ni se estremecen ni reaccionan.

Margarita Delgado, del Centro de Investigaciones Sociológicas del CSIC, con motivo de esta jornada, informó que en el año 2005, último del que se dispone de datos, hubo un total de 9.644 embarazos de chicas menores de 18 años. El 99% de ellos no fueron pretendidos y el 57,07% fueron interrumpidos –expresión eufemística habitual que quiere decir que se mató a esos niños antes de que nacieran–. Respecto al año anterior, entre menores, el número de embarazos se incrementó un 8% y los abortos, al situarse en 5.504, crecieron un 10%, es decir que, entre menores, la proporción de abortos también aumenta respecto al de embarazos.

En chicas de menos de 20 años, el número de embarazos, ese mismo año 2005, fue de 25.965, lo que supone un 30% más respecto al año 1997. Precisamente desde ese momento fueron aumentando los embarazos a estas edades; lo que nos viene a decir que se trata de las chicas –y chicos– que desde los años ochenta han sufrido un intenso y constante tratamiento de ingeniería social. El 49,62% de esos embarazos terminaron en aborto. Estas cifras superan con creces a las de la ETA. Añadamos que, según algunos cálculos, el número total de abortos sin distinción de edad, desde la despenalización del mismo en España, frisa los dos millones; cifras que empiezan a codearse con las hitlerianas o las del gulag.

Ezequiel Pérez Campos, presidente de la Sociedad Española de Contracepción, refiriéndose a los embarazos de menores, dijo que no es simplemente un problema técnico sobre el uso de los anticonceptivos, “la gran asignatura pendiente entre los jóvenes españoles es la educación en actitudes y afectiva”. ¿Pero cuáles? Ya es elocuente que el lema de esta jornada fuera “Protege tu estilo de vida”. ¿Pero qué estilo de vida puede ser aquel que se tiene que proteger de la vida? Porque cuando se trata de embarazo y de relaciones sexuales, entre otras cosas, se trata de vida.

La sexualidad, como cualquier acto humano, puede ser mutilada e ir siendo reducida a uno sólo de sus aspectos. La sexualidad, conforme la hemos ido escindiendo en nuestra cultura de su faz reproductiva, la hemos ido separando también de lo afectivo y familiar y, con ello, en las relaciones sexuales se ha incrementado la cosificación de las personas. Si las relaciones sexuales no son lo que son en totalidad, el tobogán a la instrumentalización del otro, la de uno mismo o lo que viniere está al alcance de la mano.

Quien tradujera del francés “la noche en blanco”, sin pretenderlo posiblemente, tocó la flauta y nos dio palabras para decir que andamos sin luz por el día, caminando como de noche en un gran vacío moral. ¿Está España en una noche en blanco?

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: