España es una merienda de negros

octubre 5, 2007

Contra la lengua española

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 7:56 am

EL artículo 3 de la Constitución establece que «el castellano es la lengua española oficial del Estado» y añade que «todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla». No hace falta profundizar en cuestiones jurídicas ni encargar dictámenes a expertos para constatar que la norma fundamental no se cumple en Cataluña en este ámbito tan significativo. De hecho, ni siquiera se hace caso a la interpretación ya consolidada por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional sobre las leyes llamadas de «normalización» lingüística. En los últimos tiempos se suceden las agresiones desde instancias oficiales al bilingüismo natural de la sociedad catalana, siempre en perjuicio del castellano. Unas veces se pretende exigir pruebas de catalán para acceder a la Universidad, sin que el Ministerio de Educación y Ciencia reaccione como es su obligación. Otras veces se expulsa a una conocida escritora de origen uruguayo de un programa de la radio pública por no utilizar dicha lengua. Hace poco se han desvelado los planes de la Generalitat para obligar a los escolares a usar el catalán durante el recreo, lo que supone una intolerable intromisión de los poderes públicos en la vida privada de los ciudadanos. Ahora se trata de imponer la lengua cooficial en la comunidad autónoma como la única forma de relación entre los ciudadanos y la administraciones públicas, lo que implica no sólo un incumplimiento de la ley, sino también la indefensión de quienes no conozcan dicha lengua o prefieran expresarse en castellano.

Al final todos los caminos conducen a un punto de llegada inadmisible en un Estado democrático. Se trata de hacer la vida imposible a los castellanohablantes, convertidos en ciudadanos de segunda división en el ámbito oficial y, en la medida de lo posible, en el plano del comercio o de las relaciones más frecuentes en la vida cotidiana. Es llamativo que este rebrote de la obsesión por la política lingüística se produzca a impulsos de un Ejecutivo presidido por un político socialista cuya lengua básica es ciertamente el castellano. Sin embargo, José Montilla es prisionero de los socios radicales que le apoyan, cuyas exigencias no tendrán fin hasta lograr que se expulse del territorio de Cataluña a la lengua común de todos los españoles. La tarea no será fácil, puesto que se trata de una sociedad que practica el bilingüismo con toda naturalidad y que contempla muchas veces con perplejidad y disgusto las imposiciones de los políticos. Sin embargo, es evidente que una política radical y sectaria -como se pone de manifiesto en la Feria del Libro de Fráncfort- provoca consecuencias muy negativas para la convivencia social y exige una reacción rápida y eficaz del Gobierno en cumplimiento de la legalidad y del sentido común.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: