España es una merienda de negros

octubre 6, 2007

ETA presiona a Ibarretexe, e Ibarretxe a Zapatero

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 7:37 am

CHARO ZARZALEJOS

No estaba previsto en las agendas de los grandes partidos que los acontecimientos tomaran el cariz que están tomando. No creían que Ibarretxe se lanzara a poner fecha a sus pretensiones, con lo que ello conlleva. Por primera vez, hay coincidencia entre socialistas y populares en al afirmar que «tenemos un problema». En Ferraz hay un punto de preocupación compartido y ampliado en esos otros ámbitos socialistas que nunca se hacen oír. El pasado martes, el presidente del Gobierno estuvo más de dos horas con Bono, y dice Bono que tranquilidad, que Ibarretxe escuchará al presidente «y todo va a salir bien».

En el PSOE, y por supuesto en Moncloa, hay afán por reconducir la agenda. Esa agenda que se inició tras el último debate del estado de la Nación en la que no se contemplaba que Ibarretxe tomara la iniciativa y sí la sentencia del 11-M, que «para el PP puede ser un palo». Un agenda en la que el candidato socialista, es decir, el presidente, se debía sentir muy cómodo y tan optimista como siempre. Nunca le ha gustado al jefe del Ejecutivo meterse en determinados charcos. Opta por el perfil bajo al criticar a los nacionalismos -que tanto daño le hacen- cuando se pasan de la raya. Le suplen el ministro de Defensa o la vicepresidenta, que ha optado por un discurso cada vez más escueto. «Constitución, Constitución, Constitución». La agenda era una agenda social, dirigida a que no se queden en casa los que le dieron el triunfo en 2004. Pero la realidad no cabe en un papel y la política está llena de imprevistos. Por eso, ahora se trata de enderezar la situación y de ahí que el mensaje que se lanza, la ilusión que se fomenta, es que «el día 16, lo de Ibarretxe, asunto acabado, al menos en la agenda general».

En el PP, «lo de Ibarretxe» se percibe también como un problema, que si ganan las elecciones se lo van a encontrar encima de la mesa porque, no ya Ibarretxe, sino el nacionalismo vasco, no va a desistir. De ahí que en los papeles de trabajo de Rajoy esté el plantear -si gana- al PSOE la necesidad de marchar juntos para que algunas cuestiones queden fuera de duda para los nacionalistas. «Si Ibarretxe nos hubiera visto juntos hubiera seguido jugando con su estrategia, pero es probable que no se hubiera lanzado tanto porque hubiera sabido que no había nada que hacer, que nadie iba a flaquear». En Génova se está a la espera de una macroencuesta. Los avances les llenan de satisfacción. «Que sí, que podemos ganar. El PSOE no remonta, que gobernar un país es más que dar ayudas por cada niño que nace, pero Zapatero no lo quiere asumir».

En cualquier caso, bueno sería que con la propuesta de Ibarretxe no se hiciera lo mismo que en la tregua. Se optó por «interpretar» y no por «ver», de manera que los zulos de toda la vida eran agujeros. Ahora se juega con el argumento de la división nacionalista, de intereses electorales, de ganas de estar presente. Mejor, escuchar y leer lo que dice Ibarretxe y, desde luego, tomarlo tan en serio como se lo toman sus promotores.

Tanquilidad en el tripartito

En el nacionalismo vasco tranquilidad electoral. «Aquí, el mapa no se va a mover». Pese a las voces discrepantes -Azkuna siempre ha sido un heterodoxo-, el mundo nacionalista ha ido adquiriendo puntos de unión. Entre PNV y EA se acabaron las peleas y si la coyuntura lo aconseja volverán a presentarse en coalición. Aralar no ve mal la propuesta de Ibarretxe y el PCTV no va a hacer algo distinto a lo que hizo Batasuna con el Plan Ibarretxe. No le gustarán los planes de Ibarretxe, pero no los va a impedir. A este clima de mayor unión hay que añadir el hecho de las detenciones casi multitudinarias ordenadas por Garzón, el mismo que hace apenas un año dictó el famoso auto en el que se daba el libro de instrucciones para que Batasuna se convirtiera en un ente llamado «Izquierda Abertzale». Ahora la diferencia es que los reunidos eran muchos. Hace catorce o quince meses, se reunían de dos en dos y además no eran Batasuna.

Lo ocurrido en Segura sucedió también hace diez años. En esta década, ETA ha despreciado en dos ocasiones. A no tardar, de una u otra manera, se subirán a la grupa de los planes de Ibarretxe. En medios abertzales se tiene la convicción de que «si no es por nuestro discurso, por nuestra presión, hoy el PNV se dedicaría a las inmobiliarias». De momento, se afana en ultimar el acuerdo interno para el reparto de fuerzas en la ejecutiva nacional, que previsiblemente presidirá Íñigo Urkullu. Y mientras, el consejero Balza extremando las medidas en la convicción de que ETA está organizada en el País Vasco, «y es probable que más abajo».

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: