España es una merienda de negros

octubre 6, 2007

Victoria agridulce

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 7:50 am

ÁNGEL LASO D’LOM

PIZARRO saldrá en dos semanas por la puerta grande de Endesa, cuando dimita con sus consejeros ordenadamente y dé paso a los representantes de la nueva mayoría de Enel y Acciona. No se le puede pedir más a un presidente, que tras una guerra empresarial de más de dos años «por tierra, mar y aire» y en la que se ha enfrentado con los enemigos más poderosos, incluido un Gobierno, termina con un traspaso de poderes como pocas veces se ha visto en la reciente historia económica. Me explico: los accionistas que han vendido en la opa de Enel-Acciona han cobrado 40,16 euros por cada título que cotizaba a 18 cuando Gas Natural lanzó su opa; los nuevos propietarios han dado garantías a la plantilla de que mantendrán el empleo; y el que Rafael Miranda siga de consejero delegado, pese a haber sido siempre una piña con Pizarro aunque jugaron adrede papeles distintos, es un aval de futuro para el resto del equipo gestor. Un trabajo bien hecho con un balance distinto a lo que suele pasar después de batallas empresariales que hacen perder hasta la camisa a miles de accionistas, tras raras maniobras de muchos gestores desaprensivos que se enriquecen o acaban en la cárcel, lo que también provoca traumáticos recortes de plantilla.

Y este traspaso es posible en parte por la capacidad de resistencia de Pizarro, por su decisión de no rendirse a ningún precio y ser incluso capaz de quemar los barcos para la retirada. Recordemos lo de «nunca seré empleado de La Caixa», a los tres días de empezar los tiros, que se mire como se mire tiene mucho mérito, porque determinaciones así cortan la respiración de los rivales. También ha sido un genio en aprovechar los errores del atacante, por lo que muchos políticos querrían ahora ficharle.

Sus enemigos dicen que todos estos beneficios para accionistas o empleados provienen de las ofertas de Gas Natural, E.ON, Enel o Acciona y que el único logro de Pizarro ha sido que Endesa termine con una mayoría de capital extranjera y cobrar una cuantiosa indemnización. Pero Pizarro, a quien tampoco le ha gustado el final del partido, reivindica su papel y piensa que no tiene que defenderse de nada porque le avalan los hechos. Se siente más que recompensado con las miles de cartas que ha recibido, como para empapelar muchas paredes, agradeciéndole una actuación en todo el proceso que él sabe impecable, aunque pecase de intransigente alguna vez por exceso de celo, lo que ya le dejó un regusto agridulce en su momento.

Y además en Endesa queda aún mucha tela que cortar….

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: