España es una merienda de negros

octubre 7, 2007

«No tendré casa en mi vida» (Desde luego que no, si votas al infame Zapatero)

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 7:19 am

POR JOSÉ M. CAMARERO

FOTOS CHEMA BARROSO /EFE

MADRID. La última medida en materia de vivienda anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la ministra del ramo, Carme Chacón -fomentar el alquiler a base de ayudas directas de 210 euros a los menores de 30 años- se ha topado con el rechazo de miles de jóvenes, que ayer se concentraron en varias ciudades españolas para exigir una vivienda digna.

La manifestación más importante volvió a ser la de Madrid, en la que 2.000 personas -12.000, según los convocantes- lideraron una protesta bajo el lema «No vas a tener vivienda en tu puta vida», que la organización «VdeVivienda» había convocado en casi todas las capitales de provincia. Los participantes portaban carteles en los que pedían una vivienda justa, y durante el recorrido se corearon gritos como «Qué pasa, que no tenemos casa», «Nos van a oír» o «Madrid, capital de la especulación».

Más de 14 meses llevan reclamando un «giro» en la política de vivienda para garantizar el acceso de los más jóvenes a pisos baratos. Ayer el grito era unánime en las cercanías de la estación de Atocha: «No tendré casa en mi vida», resumía una joven. Y la crítica, también unánime: Las políticas del Gobierno de Zapatero son unas «migajas» a seis meses de la celebración de los comicios.

Los manifestantes consideran que los 210 euros de los que se ha hablado en el último mes «están por debajo de los 240 que se daban hasta ahora» e incluso «son inferiores a las ayudas como las que se dan en Cataluña», recordaban Isabel y Susana, dos jóvenes de 26 años que exigían la «posibilidad real» de independizarse. «A mí me gustaría irme a vivir de alquiler, como hacen muchos de mis amigos en Europa, pero aquí no podemos», explicaban.

«Los 210 euros no están mal», aseguraba Sergio, quien añadía que «el problema surge cuando en ciudades como Madrid no ganamos más de 1.000 euros, mientras el alquiler nos cuesta entre 600 y 700 euros, Esa cantidad no sirve para nada».

Acabar con la injusticia

Con lemas como «Queremos una casa», los asistentes reclaman medidas como fijar un impuesto especial «y más alto que los actuales», que grave a las viviendas que se encuentren vacías, para así colocarlas en el mercado de alquiler, abaratar todo el suelo municipal para su uso social, parques de vivienda pública en alquiler social y referéndums locales para decidir sobre los planes de urbanismo en cada municipio.

De esta manera, pretenden conseguir «que se acabe con esta injusticia y que los bancos dejen de ganar dinero con nuestro salarios», según manifestaban un grupo de adolescentes que se habían adherido a la manifestación. Adolescentes que, en la mayoría de los casos, eran menores. Muchos ni trabajaban ni tenían posibilidad real de adquirir una vivienda en alquiler. Pero, desde luego, sabían cómo armar ruido. Con el transcurso de la manifestación, los ataques a la política de vivienda del Ejecutivo y a las entidades financieras se trasladaron a la Monarquía.

Banderas republicanas

La manifestación de la capital estuvo plagada de banderas y símbolos republicanos. Aunque no se produjeron incidentes, jóvenes y mayores insultaron al Rey y a parte de la Familia Real. Esta surrealista manera de reclamar una vivienda digna culminó con la colocación de una gran bandera republicana en lo alto de un cartel publicitario en la céntrica calle madrileña de Alcalá.

A las 2.000 personas concentradas en Madrid se unieron las de otras ciudades que también celebraron estas concentraciones para exigir una vivienda digna. En Barcelona, por ejemplo, se manifestaron unas 1.800 personas, según datos de la Guardia Urbana.

La protesta de la Ciudad Condal concluyó sin incidentes, y en ella los jóvenes catalanes rechazaron, además, el Pacto Nacional de Vivienda, promovido por la Generalitat y que se firmará mañana mismo. Se trata, según los convocantes, de «puro marketing electoral», porque esconde la filosofía de «destinar dinero público para favorecer más a aquellos que se han enriquecido con la especulación».

Otras ciudades que acogieron concentraciones fueron Sevilla, donde medio centenar de jóvenes protestaron por las políticas de vivienda, y Murcia, donde 150 personas exigieron que se fomente el alquiler.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: