España es una merienda de negros

octubre 7, 2007

¿Se puede vivir sin sindicatos? (pues claro, nos ahorraríamos sus sueldos y sus desmanes)

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 7:38 am

ENRIQUE SERBETO

En 1990 un país remoto como Nueva Zelanda nos dio una lección a los europeos: el Gobierno eliminó las subvenciones agrícolas de un año para otro y, en vez de ser una carga para los contribuyentes como era tradicionalmente, la agricultura neozelandesa se convirtió en una de las más competitivas del mundo y pasó a ser uno de los componentes más exitosos del comercio exterior del país. Ahora, llegan noticias de que en la vecina Australia, el actual Gobierno conservador de John Howard ha hecho una reforma igual de radical, pero con las relaciones laborales. Que yo sepa es la primera vez que en un país se produce semejante transformación de las reglas que rigen el modo en que llegan a acuerdos -o desacuerdos- los trabajadores y los empresarios. En efecto, la nueva legislación termina con una tradición cultivada con mimo en Europa durante el último siglo, según la cual los sindicatos han adquirido paulatinamente un papel cada vez más importante en la vida económica. A partir de ahora, Howard pretende poner por encima la voluntad individual de cada trabajador a la hora de negociar sus relaciones con la empresa y dejar prácticamente sin efecto el criterio sindical. Y si la nueva legislación puede parecer excesivamente reglamentista es porque se dedica a determinar minuciosamente todo lo que los sindicatos ya no pueden hacer.

No conozco Australia con detalle, pero sé que hay muchos países en los que esta reforma les vendría de perillas. Pienso por ejemplo en México, donde los sindicatos son sencillamente mafias violentas y constituyen una rémora indeseable para el desarrollo del país, o en Argentina, con sus bandas de «piqueteros» que son pandillas de facinerosos. Si hablásemos de España, es evidente que hace tiempo que los sindicatos no tienen ningún papel relevante. Sin desmerecer el que pudieron cumplir en su día, yo creo que en estos momentos su existencia pasa desapercibida, salvo para sus «liberados». En Australia hay elecciones este otoño y los ciudadanos dirán si reeligen a Howard y mantienen esta reforma, lo que nos permitirá saber cuales son sus efectos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: