España es una merienda de negros

octubre 7, 2007

De la Vega está furiosa (desde que nació está furiosa con el mundo y nos hace la vida imposible a todos los demás)

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 7:30 am

M. MARTÍN FERRAND

ALEJANDRO Muñoz-Alonso ha escrito, sin arriar su bandera de distinguido militante del PP, un libro -«España en primer plano»- que merece ser leído por cuantos nos dedicamos a escudriñar los ruidos de la política para tratar de saber lo que nos pasa. El trabajo de Muñoz-Alonso repasa sin sectarismo alguno lo que fueron en la política exterior los ocho años de Gobierno de José María Aznar. Incluye una lista que ocupa medio centenar de páginas con la relación de los viajes, cumbres y encuentros internacionales -¡más de 500!- protagonizados por el ex presidente. El conjunto sirve para demostrar lo que, por otra parte, pocos discuten: el aznarato sirvió para acercar a España al plano internacional que le corresponde tanto por su Historia como por su realidad presente. Algo que había comenzado a hacer Felipe González y que ha desbaratado con singular torpeza José Luis Rodríguez Zapatero.

Por alguna razón que se me escapa, el libro de Muñoz-Alonso y la presentación que de él hizo Aznar esta semana han excitado notablemente a María Teresa Fernández de la Vega, que, sin guardar las formas ni atenerse a su condición de vicepresidenta, aprovechó la última rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para ensañarse en el ejercicio partidista y poco solvente de alancear a quien fue titular del Gobierno del Reino de España sin necesidad de poner lo de Reino entre los paréntesis de los complejos, el olvido y el menosprecio. Acusar de «insolencia y falta de rigor» a quien dice lo que piensa, por muy contrario que sea a lo que cada cual pueda pensar, no es un ejercicio de talante democrático y de asunción crítica. Claro que tampoco, por muy bajito que hable, puede proponerse a De la Vega como gran vestal de la convivencia española.

El libro de Muñoz-Alonso demuestra que la política exterior española en tiempos aznaritas, aun con sus errores y excesos, fue eficaz y fecunda para el interés nacional. La de Zapatero, si es que existe como tal, es cosa de cercanías. Mero chafardeo con líderes totalitarios de habla hispana. Algo a la medida del líder socialista y en la escala de su delegado para estas cuestiones, el inconsistente Miguel Ángel Moratinos. En la presentación del libro dijo Aznar que «estamos viviendo una crisis nacional». ¿Hay alguien quien lo dude además de De la Vega? De ahí que resulte sospechosa la excitación que esta anécdota le produce. ¿Estarán las cosas aún peor de lo que imaginamos? A la vicepresidenta, a quien no le sobran las ideas, no le falta la información y, por ello mismo, instalada en la catástrofe de un Gobierno estéril, puede dolerse con toda propiedad con el catastrofismo que señala en sus acusaciones el ex presidente. En esta ocasión a De la vega le salió el tiro por la culata. Quiso dejar en la mitad el efecto de un libro y unas declaraciones y, por exceso de celo y escenario, lo multiplicó por dos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: