España es una merienda de negros

octubre 8, 2007

Las opciones republicanas

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 6:02 am

GEES

Todo sistema electoral debe resolver el equilibrio entre el peso que tendrán los partidos y el que corresponderá a los candidatos. En Estados Unidos la opción fue radical a favor de los candidatos. Como en la Gran Bretaña de hace algún tiempo, un partido es la reunión de un conjunto de cargos electos –senadores, representantes, gobernadores, alcaldes– y de la maquinaria que trabaja en su favor. El presidente, en quien recae el Poder Ejecutivo, es elegido directamente por sus características personales, no por el partido al que pertenece.

Cada partido gira en torno a unas vagas señas de identidad históricas y a un programa en continua revisión. En un país de trescientos millones de habitantes no es posible reunir en sólo dos opciones el conjunto de sensibilidades políticas, de ahí que sus dos grandes formaciones sean desde hace mucho tiempo auténticas coaliciones de corrientes relativamente bien organizadas. Ante la debilidad de la estructura partidista, cada elección presidencial se convierte en un ajuste del peso de las distintas corrientes que conforman cada formación en torno a la figura del candidato. El resultado de ese pulso será el programa electoral, una auténtica revisión o puesta al día de la identidad del partido.

Los republicanos llegan a la confrontación en las peores condiciones. El presidente, su líder natural, se encuentra con unos índices de popularidad muy bajos. La nación ha expresado su rechazo a las políticas republicanas concediendo a los demócratas la mayoría en ambas cámaras, hasta hace unos meses en manos republicanas. Muchos se escudan de las críticas por la debacle en la mala gestión de la guerra de Irak. Sin embargo, los sondeos nos muestran una realidad más compleja. Hace unas semanas, el Wall Street Journal trató de sintetizar las dificultades del Partido Republicano en la pérdida de la confianza de tres grupos de votantes,  los jóvenes, los hispanos y los independientes. En los tres casos la gestión de Irak estaba presente, pero acompañada de otras cuestiones. Los jóvenes no entienden el rechazo al matrimonio homosexual y, en general, la posición sobre los derechos de la comunidad gay. Tampoco comparten las prevenciones ante la investigación con células madre. Son mucho más optimistas que los representantes republicanos sobre los efectos de la ingeniería genética. Los hispanos han sufrido una fuerte decepción por el rechazo que provocó entre los votantes republicanos la propuesta de ley sobre inmigración, lo que llevó a sus representantes a dar marcha atrás y bloquear su aprobación. Los independientes son una bolsa de votos ambigua, que tiende a asumir el conjunto de las quejas citadas. Si durante el año que resta el candidato republicano no consigue recuperar una parte sustancial de estos votos no tendrá ninguna opción de victoria, sobre todo si los demócratas optan finalmente por un candidato moderado.

Si dejamos a un lado el caso de los hispanos, que tiene que ver con una demanda muy concreta, nos encontramos con que el grueso del problema depende de la evolución de la crisis de Irak y de cuestiones de índole moral. La rectificación estratégica impuesta por el general Petraeus ha comenzado a generar efectos positivos en la imagen del presidente y del Partido Republicano. Si durante los próximos doce meses la mejora continúa, los que defendieron la retirada tendrán un problema y los que apoyaron al presidente se encontrarán reforzados. Los problemas morales, sin embargo, representan un obstáculo mucho mayor.

En los últimos años hemos visto cómo para triunfar en zonas urbanas muy desarrolladas el Partido Republicano ha tenido que adaptar su programa. Schwarzeneger en California o Giuliani en Nueva York, por poner dos ejemplos de todos conocidos, no decían lo mismo que sus equivalentes del Midwest o de los estados sureños. La diferencia radicaba precisamente en estos temas de carácter moral, que tienen un fuerte trasfondo religioso. Tras el desplome de McCain –por su imagen de obstinación, militarismo y defensa de la amnistía a los inmigrantes ilegales–, Giuliani es el candidato en alza. Tan firme como McCain o Thompson en temas de seguridad, es mucho más abierto en cuestiones morales. Al fin y al cabo triunfó en Nueva York, va por su tercer matrimonio y su vida sexual es poco ejemplar desde una perspectiva religiosa. De entre los que compiten por la nominación republicana parece el más capaz de recuperar parte del voto perdido por estas razones.

El giro al centro en temas morales tiene un coste: un tercio de los votos republicanos es evangelista. Un voto que durante mucho tiempo bailaba de un partido al otro, pero que se decantó por los republicanos tras el giro relativista dado por los demócratas en la última década. El alza de Giuliani, que durante años aseguró que no se presentaría a las elecciones porque no contaba con el apoyo evangelista, ha alarmado a importantes sectores religiosos. La posibilidad de que se produzca una quiebra en esta relación política es real, como ponen en evidencia las conversaciones entre destacadas personalidades del evangelismo que se están desarrollando en estas fechas.

Falta mucho para saber quién será el elegido. De la misma manera que McCain ha perdido muchas posiciones, puede volver a recuperarlas; nadie sabe tampoco cómo evolucionará la enigmática candidatura de Thompson. En cualquier caso los problemas seguirán ahí. Los jóvenes y los independientes abandonan al Partido Republicano y recuperarlos puede traer graves consecuencias con sus votantes más conservadores. La política es tan arte como ciencia. Veremos hasta dónde llega la habilidad de los nuevos dirigentes republicanos para dar forma a un nuevo programa.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: