España es una merienda de negros

octubre 11, 2007

Ayn Rand (1905-1982): la virtud del capitalismo

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 2:12 pm

Por Gorka Echevarría Zubeldia

Este año se celebra el centenario del nacimiento de una novelista y pensadora sensacional, Ayn Rand. Rand fue la primera pensadora liberal que se preocupó de ofrecer una teoría ética del capitalismo y del individualismo que ha inoculado a millones de personas contra el virus del colectivismo.

Hace un siglo nacía, en San Petersburgo, Alicia Rosenbaum. Cuando cumplió doce años fue testigo de la mayor orgía de destrucción de todo el siglo XX: la Revolución de Octubre de 1917. Años después, Alicia Rosembaun (conocida posteriormente como Ayn Rand) decidió emigrar a los Estados Unidos de América, y tras muchos esfuerzos logró convertirse en una exitosa novelista y filósofa liberal.

Mientras la inteligentsia se entregaba en cuerpo y alma a adorar al becerro colectivista, Ayn Rand publicaba una novela anti-comunista: Los que vivimos. La protagonista, Kira, es una joven rusa, alter ego de la propia Rand, que no acepta las premisas sobre las que se basa el socialismo. En esta obra se explica, con un estilo narrativo vibrante, cómo la escasez y el esclavismo son el resultado de las políticas comunistas.

En esa misma línea publicó una novelita a lo 1984 de Orwell: Anthem (traducida en España bajo el título ¡Vivir!). Anthem cuenta una historia futurista de una sociedad en la que la igualdad se ha aplicado de tal modo que las personas carecen de nombre. Nadie puede elegir el oficio que quiere desempeñar, dado que un organismo decide por el bien común el destino de cada uno. El protagonista, Igualdad 7-2521, al descubrir las ruinas de una antigua civilización toma conciencia de lo que le ha sido arrebatado: su yo. Y es a ese espíritu individualista al que Rand elogia en un apasionante discurso.Más tarde publica la que puede ser considerada como su obra maestra: El manantial. El protagonista, Howard Roark, es un arquitecto que se resiste a construir sus edificios de acuerdo a los parámetros establecidos, y por eso es insultado y ninguneado. Roark muestra cómo la única filosofía que permite al hombre ser feliz en la tierra es el individualismo, y cómo buscar los propios valores y luchar por ellos es meritorio y heroico en un mundo en que triunfan la mediocridad y la envidia. Esta obra conoció su mayor éxito cuando King Vidor decidió llevarla a la gran pantalla, de la mano de Patricia Neal y Gary Cooper.

Casi veinte años después aparece su segunda “magnum opus”: Atlas Shrugged. El mundo lo sostiene Atlas. Pero, ¿qué pasa cuando Atlas deja de hacerlo? La respuesta es evidente: el mundo se desploma. La autora describe cómo una huelga de cerebros (empresarios, abogados, artistas, jueces, etcétera) a causa del colectivismo imperante desemboca en la destrucción de la economía y de las personas. Quizá una de las secciones más brillantes de la obra es aquella en la que se dedica a exponer las vilezas del marxismo con una impresionante crítica del principio “de cada quien según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”. Si ese principio se aplicara, arguye Rand, los más capaces acabarían por ocultar sus virtudes, para que sus semejantes no pudieran exprimirles hasta convertirles en mulas de carga.

Posteriormente se dedicó a escribir artículos y ensayos, que fueron recopilados en libros como Capitalismo, el ideal desconocido, donde contó con autores de la talla de Alan Greenspan o Nathaniel Branden y en el que expone a las claras que el capitalismo es un “sistema social basado en el reconocimiento de los derechos individuales en el que toda propiedad es poseída individualmente”. Para la escritora rusa, lo mejor del capitalismo es que convierte a los hombres en comerciantes que se relacionan voluntariamente y ofrecen lo mejor de cada uno para obtener lo mismo de los demás.Otra de sus obras de no ficción fue La virtud del egoísmo. Allí desarrolla el contenido de su ética individualista, incidiendo en la importancia de los derechos individuales como barreras a la intromisión de la sociedad en la vida de cada persona.

Rand ha sido tan polémica como leída. En Estados Unidos ha sido objeto de burla en series como Los Simpson y South Park, y sigue siendo la “enfant terrible” de la izquierda porque puso el dedo en la llaga al desmontar la idea de altruismo, sobre la que se gira el socialismo en cualquiera de sus vertientes.

En 1982 muere, a causa de un cáncer de pulmón. Milton Friedman dijo que Rand “popularizó el liberalismo”. Robert Nozick, por su parte, la calificó de “pensadora interesante, merecedora de atención”. Rand introdujo en sus novelas las ideas del individualismo, la libertad y el Estado mínimo, y consiguió cambiar la vida de muchos de sus lectores. Los valores por los que luchó en un ambiente poco dado a reconocer la importancia del individualismo siguen estando de actualidad. Como ha señalado José Carlos Rodríguez, la obra de Rand “es una celebración de la vida y de la libertad, de los derechos de la persona”, y su lectura “no deja indiferente a nadie”.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: