España es una merienda de negros

junio 30, 2007

“¿Qué hacer?, dijo Lenin” por Arcadi Espada

Filed under: General — África @ 8:18 pm

Mi encuentro con el filósofo Sebreli en el Hotel de las Letras de Madrid empezó con un decilitro de gazpacho y esta pregunta: «Si hemos de rescatar a la izquierda del fondo de tantos abismos, ¿no sería mejor hacerse de derechas?». En aquel momento sólo sonrió con elegancia. Sebreli es pequeño, frágil y suave, y se alimenta con gran prudencia. De hecho no probó el gazpacho. Era pertinente preguntarle por la izquierda. Aunque en su país pasa por ser un hombre de derechas (cierto que los argumentos son algo flojos, como ese del periodista Verbitski que lo acusó recientemente de «insomne»), Juan José Sebreli dice de sí mismo que es un hombre de izquierdas, por agnóstico, antimilitarista y partidario de la libertad de los cuerpos, así exactamente, que lo anoté recto y pulcro como si fuera una tarjeta de visita.
Parecía encontrarse muy bien en Madrid, a donde llegó por vez primera en 1964, en el transcurso de un viaje ciertamente curioso. El joven Sebreli era entonces maoísta y el Partido Comunista Chino lo había invitado a conocer el país. Se sabe que cualquier argentino que vaya a Pekín ha de pasar antes por Madrid, Londres, París, Amsterdam y así lo hizo en aquella puesta de largo inolvidable. «No conozco ninguna ciudad en el mundo que haya cambiado tanto como Madrid. La Puerta del Sol era un pura plaza de pueblo. Me alojé en una pensión y lo primero que hizo mi anfitriona es preguntarme si iba a salir por la noche. Yo pensé que era para reprenderme, pero aun así saqué una cierta presencia de ánimo y le dije que sí, que saldría. ‘Pues bata palmas’, me contestó y se fue a sus quehaceres. Yo pensé que era una frase hecha, y como todas, incomprensible. Cuando regresé después de la medianoche el portón estaba cerrado. Lo sacudí, cada vez con más fuerza y menores resultados. Hasta que de repente vi aparecer por el fondo de la calle un hombre que enarbolaba un chuzo y la intención de darme con él. Puso su cara en mi cara y me rugió: ‘¿Acaso no le han dicho que bata palmas?’».Bien. Ya ha aprendido. Su nuevo libro, El olvido de la razón, es un regio batir de palmas. Y los que aparecerán por el fondo, con el chuzo enhiesto, atolondrada legión. Sebreli se ha propuesto hacer con la filosofía y el irracionalismo algo similar a lo que hicieron Jean Bricmont y Alan Sokal con la ciencia y el posmodernismo en Imposturas intelectuales. Una demolición. El resultado, créeme, es espectacular. Éstos son los que desfilan por El olvido de la razón, siguiendo el orden de aparecida: Schopenhauer, Nietzsche, Heidegger, Freud, Lévi-Strauss, la French Theory al completo, Lacan y Foucault. El método de Sebreli es sencillo y radical. Leer y anotar. Un punto débil de la crítica de Imposturas… era el contexto. Ni Bricmont ni Sokal conocían a fondo a Baudrillard, Lacan o Kristeva. Esto no invalidaba, desde luego, la legitimidad de su crítica, que se ceñía a la utilización de la ciencia como impostación.

El problema es que había mucha más impostación de la que su metodología podía alcanzar. Sebreli, por el contrario, lo ha leído todo. Ahora tiene 77 años y lleva 50 enseñando filosofía en su casa, como Sócrates. Su volumen de datos, sus fichas de lectura, sus recensiones son legendarias. Lo miraba mientras comíamos, algo pálido y cansado, con los ojos como periscopios, y aunque se veían en esa cara las huellas del jet lag sobresalían las de Heidegger. ¡Lo que este hombre ha debido pasar leyendo, y vuelta, al fantasmón!; tratando, justamente, de leerle, es decir, de aplicarle una corrección intelectual y moral que difícilmente mereció un sola de las líneas heideggerianas.

Ese fascinante combate entre un hombre con sentido pugnando por injertárselo a una masa muerta se ve aligerado con algún episódico excurso a lo Paul Johnson, y sus Intelectuales (de izquierdas). Este párrafo, por ejemplo, sobre la cabaña y la hierofanía de las cumbres, este volapié sobre la vida camuflada de Herr Heidegger: «Su cabaña en la montaña cumplía una doble función: cuando el doctor Jekyll se transfiguraba en Mr. Hyde, el refugio de anacoreta devenía una garçonnière pintoresca, con vista panorámica, para citas clandestinas con Hanna Arendt, mientras que el lugar de residencia con su esposa era una confortable casa de clase media con jardín y piscina».

La demolición sebreliana plantea otra pregunta que tampoco alcanzaba plenamente a Sokal. Al fin y al cabo, la crítica de Imposturas… se proyectaba sobre pensadores de relativo nivel. Pero Sebreli atenta directamente contra miembros del canon. En este sentido es modélica su zurra a Nietzsche. Desde el estilo: «Su tono oracular de pastiche bíblico» (que no es extraño que fascinara al biblista Vattimo); desde la pragmática: «Cuando Mussolini cumplió 60 años, en prisión, Hitler le envió como regalo las obras completas de Nietzsche, 24 volúmenes encuadernados en cuero»; desde el escepticismo: «El nihilismo nietzscheano no dudaba: tenía la certeza de que no existía ninguna verdad»; y finalmente, desde el plan general de su obra, aquí con la ayuda de Thomas Mann: «Quien toma en serio a Nietzsche, quien lo toma al pie de la letra y le cree, está perdido». Es así como el ensayo, que empieza actuando como una esponja de crin sobre la piel, acaba dejando una sensación desmoralizada sobre la filosofía. Se lo pregunté directamente: «¿Qué ha sucedido para que un pensamiento tan grotesco, y a veces tan dañino, haya tenido semejante éxito?». No negó que fuera todo eso: «¿Sabemos cuánto durará? En mi juventud nadie leía a Nietzsche. Todos ellos han hecho mucho ruido en nuestra vida, pero pasarán rápido al olvido. Ésa es mi explicación y mi pronóstico». De lleno en las explicaciones me parecía, sin embargo, que no debía dejar de lado la madrastra:

– ¿Qué madrastra dice?

– La literatura.

– Ah, sin duda. Todos estaban subyugados por ella. De hecho, todo arranca de Dostoievski. Y la literatura manda hasta el final. El hecho de que en la filosofía se produjera el giro lingüístico, esa estupidez posmoderna de que no hay hechos, sino sólo relatos, produjo que a finales del siglo XX los críticos literarios, es decir los expertos en la lengua, tipo Barthes o Söllers, fueran considerados los nuevos filósofos.

Se acercaba l’heure du fromage. Ahí seguía aguardando, el rescate. Entre los nexos del recuento irracional destacaba el siguiente: todos, absolutamente todos los pensadores desmontados por Sebreli, han sido en un momento u otro patrimonio de la izquierda tardía. Sus obras son, en realidad, un catálogo completo de rescates, así se lo dije. Ahí hozan el relativismo cultural, el relativismo cognitivo, la religiosidad, el populismo, la estetización de la política, el desprecio por las leyes de la naturaleza, la supremacía del grupo y hasta los curanderismos. Naturalmente, algunas de esas derivas irracionales han sido también patrimonio de la derecha. Pero Sebreli y yo sabíamos perfectamente (y así nos guiñamos un ojo cómplice), hasta qué punto, y respecto a la derecha, todas esas derivas son la derecha y que rescatar a la derecha de ellas sería lo mismo que rescatar a un pez del fondo del agua.

– ¿Así pues? -insistí- ¿qué hacemos?

Y Sebreli, con la misma elegancia de la primera hora, siguió sonriendo.

Anuncios

Cronología del desencuentro lumínico

Filed under: General — África @ 8:13 pm

En diciembre pasado, el ministro Clos propuso que la luz subiera hasta el 10% desde el 1 de enero.

El revuelo en la opinión pública obligó a Zapatero a parar los planes del ministro y comprometerse a que la luz no subiría por encima del IPC en todo 2007.

En diciembre, finalmente se aprueba un incremento del 2,8% para los hogares.

En junio, Clos de nuevo propone una subida para los hogares del 1,81%.

La suma de los incrementos de enero y el propuesto para julio superaba el 4,6%, muy por encima de la previsión de IPC para 2007.

Clos obtiene el respaldo con matices de la CNE a su propuesta, mientras desde hace meses, el propio Solbes viene defendiendo incrementos paulatinos para atajar con rapidez el problema del déficit tarifario.

Zapatero impone su criterio y desautoriza de nuevo a Clos. El recibo de la luz para los hogares no subirá. Sí se aplicarán incrementos de entre el 1,9% y el 4,3% para los clientes empresariales.

El Ejecutivo se ata de pies y manos para la próxima revisión del 1 de octubre, en la que no podrá aumentar las tarifas para cumplir el compromiso de no superar el IPC.

Zapatero, obligado a congelar el recibo de la luz

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 8:11 pm

Zapatero dio ayer marcha atrás y paralizó la subida del 1,8% de la tarifa eléctrica doméstica propuesta por el ministro Clos. El presidente cumple así con la lógica política, que recomienda no adoptar ninguna medida antipopular con unas elecciones a la vuelta de la esquina. Sin embargo, la previsión de Industria era completar este ejercicio el mayor incremento del recibo de la luz de los últimos 20 años, de acuerdo con los intereses de las eléctricas. La congelación de la factura en los hogares se completa con una limitación del incremento previsto para el resto de tarifas de alta y baja tensión. Por segunda vez en seis meses (la primera, a finales de diciembre) el presidente se ha visto obligado a frenar la escalada de un recibo que viene mermando el poder adquisitivo de las familias desde 2006, al registrar incrementos por encima del IPC. En enero, Industria ya aumentó la tarifa un 2,8%, mientras que la tasa de inflación de 2006 fue del 2,7%. El Ejecutivo viste ahora de falso voluntarismo y como medida social la congelación del recibo para 23 millones de hogares, pero han sido las críticas de los consumidores y de la oposición, y el cálculo ante unas inminentes elecciones, lo que ha abocado a Zapatero a abortar los planes de Clos. En la desautorización al ministro cabe advertir un grado de descoordinación, o de electoralismo, que no permite confiar en una verdadera política de contención del recibo de la luz.

Carmen Calvo proclama que “la principal libertad” de la persona es la sexual

Filed under: General — África @ 7:59 pm

La ministra de Cultura ha encabezado la manifestación “Europride 2007” junto a Gaspar Llamazares, Cándido Méndez, José María Fidalgo y Pedro Zerolo. Carmen Calvo dijo sentirse orgullosa de que Madrid se convierta con esta marcha en la “capital de Europa” y reciba a extranjeros para celebrar la que es, en su opinión, la principal libertad de una persona: la libertad sexual.

LD (EFE) La Marcha del Orgullo Gay “Europride 2007” comenzó en la tarde de este sábado poco después de la hora prevista, las seis de la tarde, en la madrileña Puerta de Alcalá con una traca y la ovación de los miles de participantes.

La cabecera de la manifestación, presidida por una pancarta con el lema “¡Ahora Europa! La igualdad es posible”, escrito en castellano, en inglés y en otros idiomas, contó con la presencia de la ministra de Cultura, Carmen Calvo; los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez y José María Fidalgo, y el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares.

También se situaron en la cabecera el secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con ONG, Pedro Zerolo; la portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés; el presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Antonio Poveda, y el presidente de honor de la Coordinadora de Gays y Lesbianas (CGL) de Cataluña, Jordi Petit.

“La principal libertad de una persona”

La titular de Cultura echó de menos a todos los políticos del PP, que “como demócratas deberían estar aquí apoyando las libertades del resto de los españoles”, aunque indicó que “la derecha siempre llega la última”. Expresó su satisfacción por el desarrollo de una legislatura en la que el Gobierno socialista ha ampliado los derechos de los españoles y sus libertades. Se mostró orgullosa de que Madrid se convierta en la capital de Europa y reciba a gente del resto del Viejo Continente para celebrar la principal libertad de una persona, la libertad sexual.
“España es un ejemplo de democracia avanzada y de respeto a los derechos civiles de los ciudadanos”, dijo la ministra de Cultura, quien subrayó que España está a la vanguardia de Europa en esta materia, pero por poco tiempo porque el resto de los países de la UE poco a poco irán reconociendo los mismos derechos.

Comentó que todavía hay muchos ciudadanos a los que se les falta el respeto con actitudes y comentarios, al tiempo que consideró que “contra esto tenemos que enfrentarnos muy seriamente”.

DOCUMENTO: ZEROLO SL, REINA DEL ORGULLO

Filed under: General — África @ 7:55 pm

La Confederación Colegas de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales se opone a la “feria de vanidades de las tangas y las carrozas” en que se ha convertido el Euro-Pride. Colegas ha recordado este sábado a los perseguidos por su opción sexual en los países islámicos y en las tiranías comunistas, una realidad de la que suelen desentenderse los integrantes del “lobby” progresista que se arroga la representatividad de gays y lesbianas. A continuación, reproducimos el comunicado emitido por la federación Colegas.

Lo consiguió. Se salieron con la suya. El lobby económico Zerolo S.L. se

ha autocoronado Reina del Orgullo Gay de Madrid con la complacencia de

políticos acomplejados, no sólo de la izquierda sino también de la derecha

liberal.

Este lobby empresarial ha convertido su monopolio del Orgullo en

una máquina de hacer dinero, sin parar en reparos de chantajear a

políticos o esquilmar a los miles de gays que vienen de toda España y

parte del extranjero al parque temático en que han convertido Chueca por

unos días.

Esta Feria de Vanidades Gays de las tangas y las carrozas, en

la que no se ven representados miles de gays y lesbianas, hace poco por

convencer a la pequeña parte de la sociedad que aún no acepta la

diversidad y sólo ve estereotipos y provocaciones.

Los políticos aún no han comprendido que no todo lo gay va a favor de los derechos de los propios gays y lesbianas y a favor de una plena igualdad social.

Este monopolio económico es apoyado por otro monopolio más peligroso, el

monopolio participativo de los autoproclamados representantes del

movimento gay-lésbico español, que no admiten voces discrepantes, y donde

la libertad e indepedencia del tejido asociativo son utopías.

La Confederación Colegas de Lesbinas, Gays, Bisexuales y Transexuales lleva muchos años sufriendo ataques y marginación por nuestra creencia sin

fisuras en la independencia, y en que no queremos convertirnos enherramientas de agitación y control por parte de los partidos políticos.

Buen trabajo, y la satisfacción de ir en buen camino tenemos al vernos

recompensados por ser declarados organización non-grata por parte de

este lobby de autorepresentación.

Desde la Confederación Colegas, hacemos un llamamiento para frenar este linchamiento

del disidente y para que las voces diversas sean escuchadas y no continúen

siendo silenciadas y amordazadas por el sectarismo de quienes no creen

verdaderamente en la democracia y en la libertad sino en el pensamiento

único del “estás conmigo o contra mí”, y de quienes se disfrazan de RobinHood de las causas perdidas, siendo en realidad Príncipes Juan Sin Tierra

pero con lujosos áticos en Gran Vía.

El navegador

Filed under: General — África @ 5:57 pm

POR LAURA CAMPMANY

A Rodríguez Zapatero habría que regalarle urgentemente un TomTom Go. Ya saben, unos de esos cacharros de ultramundo que te guían por el nuestro como un pastor de cabras. Te sientas en el coche, le introduces el nombre de una calle, pulsas la tecla «go» y comienza el milagro. «Váyase usted poniendo a la derecha. A unos doscientos metros gire usted a la derecha. Le repito, cretino, que gire a la derecha…» No hay forma de extraviarse. Aunque tú te empecines en no hacerle ni caso, el tío te recalcula la ruta y la distancia, y sólo hay una forma de callarle.

A nuestro desnortado presidente, no parece importarle que le den instrucciones. Como hasta las acepta de quien no debería, pongamos que agradezca también las sugerencias de un mentor más aséptico, de un sherpa razonable que le fuera diciendo que la calle se estrecha, se convierte en camino, ya es sendero de barro, y como no recule, se cae por el barranco. La voz del aparato la dejo a su capricho. Me atrevo a sugerirle la de Pepiño Blanco, que suena convencida aunque hueca y a pito. O la de Rubalcaba, o la de la Salgado…

Lo malo del navegador es que, pese a toda su ciencia, deja a nuestro albedrío la elección de objetivo. Y estamos en las mismas. A ZP habría que regalarle un TomTom Carta Magna, que previamente habríamos programado para no permitirle que se salga del mapa. Y que incluya un destino preferente. A ser posible, el de su propia casa, o algún punto -lejano- del Oriente. En el navegador, hay una banderita que indica que el periplo ha terminado. Yo propongo añadirle un efecto sonoro. Que cuando el navegante, siguiendo a Tony Blair, llegue a esa meta que es su despedida, estalle el TomTom Go en un vehemente aplauso.

Avestruces diplomáticas

Filed under: General — África @ 5:56 pm

POR JUAN PEDRO QUIÑONERO

La diplomacia gubernamental complica el trabajo de los soldados que desempeñan misiones militares y humanitarias fuera de España, privándose voluntariamente de la indispensable complicidad de los únicos aliados que pudieran ayudarnos a mejor asegurar la defensa de nuestros intereses.

España tiene misiones humanitarias y de seguridad, de cierta responsabilidad, en varios escenarios estratégicos, como Afganistán y el Líbano, dos frentes con problemas militares propios, y distintos, indisociables de un conflicto mucho más vasto, si no global.

En Afganistán, Washington y los miembros de la Alianza se reparten unas tareas a geometría variable. El Gobierno español siempre está junto a los aliados renuentes a un mayor compromiso, intentando conseguir para las tropas españolas las posiciones con menos riesgos militares. Tal gestión diplomática de la proyección internacional de la fuerza no incrementa visiblemente el crédito del Estado entre los aliados más influyentes.

En el Líbano sur, los soldados españoles, en el marco de la Finul, sirven de fuerza de interposición entre Israel y los grupúsculos terroristas armados por Siria e Irán, consagrados a una guerra de usura y desestabilización, aspirando a destruir el Estado israelí.

Ante tal situación, España es el único país que se ha negado oficialmente a participar en el aislamiento de Siria, «país amigo». Por el contrario, la diplomacia gubernamental tiene relaciones rayanas en la incomprensión con el único Estado democrático de Oriente Medio, Israel, que también cuenta con uno de los mejores servicios de información del mundo, de los que no siempre se pueden beneficiar los soldados españoles, víctimas de las contorsiones ideológicas y diplomáticas gubernamentales.

El Gobierno español es evidentemente libre de sus propias decisiones diplomáticas. Pero esa libertad tiene un costo grave en materia de seguridad. El aislamiento voluntario, el distanciamiento con Washington, la incomprensión con Israel, privan a nuestra presencia militar, en Afganistán y el Líbano, de una complicidad diplomática indispensable.

En el nombre de Uri

Filed under: General — África @ 5:55 pm

POR JUAN CIERCO

Once meses desde que murió Uri. En el frente del sur del Líbano. En otra guerra que no sirvió para nada en ese Oriente Próximo siempre en guerra. Diez sacas de aceitunas en una aldea palestina, recogidas en Cisjordania bajo la atenta mirada del fusil de los colonos judíos.

Nueve meses de embarazo para el parto de una Iniciativa de Ginebra con la que anduvo comprometido y que no aportó la cosecha esperada.

Ocho kilómetros, desde su casa en las afueras de Jerusalén hasta Belén, que recorrió a pie junto a decenas de activistas por la paz para exigir el final del asedio israelí a la basílica de la Natividad.

Siete libros de referencia, que describen su visión de Israel, de Palestina, de sus hijos, de sus padres (Presencias ausentes; La sonrisa del cordero; El viento amarillo; Tú serás mi cuchillo; Llévame contigo; La miel de león; El libro de la gramática interna). Seis vocablos para una sola filosofía: «Por la palabra, contra la violencia».

Cinco años tenía Yonatan, su hijo mayor, cuando era el único que entendía a Uri, el pequeño, de dos, que sólo hablaba con la última sílaba. David escribió un cuento infantil con ese pretexto. Una delicia.

Cuatro miembros de una familia unida, comprometida, valiente… rota, partida, destrozada con la muerte de un soldado en el campo de batalla.

Tres veces santa, oh Jerusalén, la ciudad en la que viven los Grossman, de la que nunca se irán, que casi todo lo simboliza, que casi nada resuelve.

Dos días. De ira. De angustia. De maldita anticipación. Dos días antes de la muerte de Uri, David Grossman, Amos Oz -bienvenidos a la semana española de las letras hebreas- y Abraham B. Yeho.shua clamaron por la paz. Dos días después de la muerte de Uri terminó la guerra.

Uno. Un premio, pocas veces tan justo, tan honesto, tan apropiado. Un premiado, David Grossman. «Lehayim».

El nuevo eslabón de Atapuerca

Filed under: General — África @ 5:53 pm

POR J.M. BERMÚDEZ DE CASTRO/AUDALD CARBONELL

El descubrimiento de un diente humano fósil de más de un millón de años en el yacimiento de la Sima del Elefante de la Sierra de Atapuerca abre una nueva página de la prehistoria de Europa. En muy poco tiempo hemos retrasado el primer poblamiento de nuestro continente en casi un millón de años.

Los restos fósiles de Homo antecessor descubiertos en el nivel TD6 del yacimiento de Gran Dolina, a tan sólo 800 metros de la Sima del Elefante, marcaron un hito trascendental de la evolución humana de Europa. En 1997, cuando publicamos esta especie en la revista «Science», propusimos que su origen podía ser africano, quizás de un descendiente de Homo ergaster. En 2003 hablamos de un origen asiático para Homo antecessor. El Próximo Oriente, a medio camino entre África y Eurasia, podía ser la cuna de nuestra especie burgalesa. Pero en aquel entonces no sabíamos que el yacimiento de la Sima del Elefante podía darnos esta sorpresa. ¿Es el Homo antecessor una especie europea más vieja de lo que habíamos pensado en un principio? ¿Hemos encontrado un ancestro del Homo antecessor, cuyo nombre está por determinar? ¿Se trata de un primer poblamiento ocurrido hace más de un millón de años y que no tiene nada que ver con el Homo antecessor? Ante nosotros tenemos muchos interrogantes, que nos harán seguir pensando durante los años venideros. Damos la bienvenida al nuevo hallazgo y agradecemos la fortuna de que la Ciencia española siga aportando tanto a la prehistoria europea.

Pettit

Filed under: General — África @ 5:52 pm

POR CARLOS RODRÍGUEZ BRAUN

EL profesor Philip Pettit seriamente cree que la nota que merece el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero es sobresaliente, porque «ha hecho de España un modelo para las democracias avanzadas». ¿Cómo explicar tamaño disparate?

Se trata del republicanismo, porque nos asegura Pettit, en una entrevista con Felipe Sahagún publicada en «El Mundo», que José Luis Rodríguez Zapatero «ha sido fiel a la visión cívica o republicana del Gobierno».

A partir de ahí, el pensador afirma que en la política exterior de España hacia Gibraltar y el Sáhara hay ¡progresos! Alaba el incremento del gasto público en la ayuda española a los países de origen de los inmigrantes irregulares que llegan a nuestro país: «En estos casos, la España de Zapatero ha sido una ciudadana mundial de excepción».

Asimismo, dice que la asignatura Educación para la Ciudadanía es un ejemplo de republicanismo. Defiende la Ley de Igualdad y la Ley de Dependencia. Para nada le preocupa el intervencionismo del Gobierno, ni el aumento del gasto público y la presión fiscal. Menos aún le inquieta el recorte de las libertades cotidianas. Lo realmente malo para Pettit es el excesivo poder de ¡las organizaciones empresariales y religiosas!

Esto tiene un lado gracioso, sin duda, que eludiré. Porque lo importante es su lado siniestro. El republicanismo se presenta como liberal, y defiende el principio de la «no dominación» como clave de la libertad, que se logra cuando el Gobierno es democrático y constitucional, porque los ciudadanos lo controlan y lo sienten como propio.

Esto ya es sospechoso, pero hay más incluso. Si los ciudadanos carecen de recursos, no serán libres, y el republicanismo exige que el Gobierno recorte la libertad ¡para así preservarla! Hay que combatir la arbitrariedad, y por tanto lo más republicano es el Estado del Bienestar.

El republicanismo, pues, es otro nombre para el socialismo, con sus mismas proclamas «buenistas» y su tradicional combinación de recelo, miedo y odio a la libertad.

crb@thinkingheads.com

Machado en la sala

Filed under: General — África @ 5:51 pm

POR GERMÁN YANKE

Después de una jornada en la que los abogados de los acusados como ideólogos del 11-M se alejaron de la línea de «mi patrocinado es inocente, sólo culpable de malas amistades», volvemos a lo mismo. Porque el jueves, Youssef Belhadj y Hassan El Haski fueron presentados, por decirlo de alguna manera, como sustitutos. Como «el manto de Al Qaida» está sobre los atentados y los suicidas suicidados y los huidos, huidos, aparecerían ambos en el sumario. Pero no conocen a nadie, ni uno es el «Abu Dujana» de la reivindicación ni el otro el jefe en España del Grupo Islámico Combatiente Marroquí. Que no conocen a nadie, vamos. Los de ayer -penúltima sesión ya del juicio- sí conocían a alguien, vaya sí conocían, pero están sentados tras la cristalera de la Sala sólo por eso, por malas amistades, equivocadas relaciones. Por ejemplo, según su abogado, Iván Granados fue utilizado por Emilio Suárez Trashorras, el malo, ya que el otro es confiado y bondadoso. Pero, para asegurar, dijo que no tenía relación delictiva con Trashorras y, si la tenía, era «el socio disidente». ¿En qué quedamos? Para remachar, el letrado cita a Machado porque su defendido es bueno en el buen sentido de la palabra. ¿En qué sentido?

A Ben Sellam le pasa algo parecido, aunque su letrado no se empeñó en que le dieran una medalla. Pudo ir de aquí para allá o saber quién era fulanito, pero de ahí a ser el mensajero de «El Egipcio», como decía el ínclito Cartagena, o de preparar yihadistas para Irak, nada de nada. Pedir el reconocimiento machadiano parecería demasiado ya que también está procesado en la Operación Tigris y en la Operación Nova, es decir, en el envío de terroristas a Irak y la preparación de atentados en España.

La transición entre los que no conocen a nadie y los que sí conocen pero se declaran muy inocentes se dio a primera hora de la mañana, cuando al defensor de Slimane Aoun dijo que su cliente era culpable de tener documentación falsa, pero que era suya, no de El Chino ni de su factura. Más vale eso que lo otro, debió pensar. Pero, a estas alturas, basta con sumar las disculpas de unos y otros para hacerse una idea ajustada de lo que ocurrió.

El tú a tú de la despedida

Filed under: General — África @ 5:50 pm

POR CHARO ZARZALEJOS

El martes, en el Congreso se vivirá el ultimo tú a tú de la legislatura. Por ser el último, las interpretaciones irán mucho más allá de lo que ambos líderes digan; y por ser el último, el «cómo» lo digan será una cuestión casi esencial para juzgar el acierto o el error. Es un debate de «alto riesgo», sobre todo para el presidente, que es, en realidad, quien se examina.

Los socialistas no tienen la antigua certeza de que «va a ganar por goleada». La «magia» del presidente se ha ido agotando. Como Rajoy nunca la ha tenido, nadie se la va a exigir. «Vais a ver a Mariano en estado puro», advierte un diputado bien próximo a él. Rajoy no va a dejar tecla sin tocar. Incluirá el terrorismo, pero no en los términos que quieren los que le dicen «Mariano, más caña», sabiendo que Zapatero va a decir «y tú más».

Alborotados

Los socios del Ejecutivo andan alborotados. Entre el Cupo y el desarrollo del Estatuto catalán no bajan las aguas tranquilas, pero las cosas no irán muy allá. Lo sustancial es el tú a tú entre el que gobierna y el que quiere gobernar. El presidente comenzará suave, «pero si se empeñan, el PP escuchará alguna cosa». La consigna popular es no ponerse nerviosos. «Nos quieren ver enfadados, pero les va a costar».

Estaban en Génova y fuera de Génova hablando de todo esto y ultimando cuestiones electorales -«ya estamos listos», afirma tranquilo Acebes- cuando los móviles se volvieron locos: «Rato, viene». La sorpresa fue mayúscula y más de uno pensó: «Vaya por Dios, ya tenemos cante del PSOE». Sólo lo sabía Rajoy y, como es lógico, el presidente del Gobierno. Las razones personales que alega Rato no son un invento. Se ha parado y ha pensado que era el momento de dar el paso que no le ha resultado fácil, pero sí necesario para organizar su vida. Además, tiene alguna suculenta oferta profesional y voluntad de que el PP continúe siendo su partido. En el PP ha supuesto una auténtica convulsión, pero a medida que han ido avanzando las horas, se ha convertido en alegría. «Un Rato no se encuentra así como así y sabemos que allí donde esté, ya libre de obligaciones institucionales, el partido no tiene más que llamarle. Mariano cuenta desde ayer con un apoyo activo muy importante». La primera conclusión a la que se llegó en Génova es que «con esto el PSOE ya tiene con qué enredar, pero hay que dejar que se sigan equivocando».

En el PSOE la sorpresa no ha sido menor y objetivamente no es una buena noticia para este partido que Rajoy y Rato compartan tarima y mitin, que lo harán y en más de una ocasión. No será esta la única «novedad», porque en eso están. En el refuerzo de apoyos con los que Mariano Rajoy se dispone a hacer una campaña que prevén va a ser «durísima», pero a la que se lanzan «con la mejor encuesta que podíamos contar, como han sido las elecciones municipales».

Creen los estrategas del PP que Zapatero y el PSOE acuden a los comicios «sin el colchón de seguridad que les daría estar a ocho puntos de diferencia». El PP no canta victoria. Nada da por ganado, pero creen que el ánimo socialista no es el que era. «Ni los suyos entienden sus silencios», afirman desde las proximidades de Rajoy.

Los socialistas no hablan de elecciones. «Serán cuando diga el Presidente, pero el partido está preparado». Han analizado provincia por provincia, «y no hay el menor motivo de preocupación. Ganamos con holgura y si el PP pierde será cuando tenga que hacer la travesía que no ha querido hacer a tiempo». Los más próximos al Presidente sostienen que respetará la máxima de que en España gobierna quien tenga un voto más. Lo dicen desde dos certezas: que ganan, y que, en todo caso, la capacidad de interlocución del PP «es nula». El PP dice que no. Que con Coalición Canaria las cosas van a mejor, que para CiU el triunfo del PP es casi una necesidad y que con el PNV «hay interlocución».

A la espera de Navarra

Y así, todos contentos por las expectativas que manejan en los despachos, se está a la espera de lo que ocurra en Navarra. En realidad está ya decidido. Ahora se trata sólo de manejar los tiempos, que en política es algo tan importante como la toma de decisiones. Está en la certeza de propios y extraños que Fernando Puras será presidente del Gobierno foral. Pero esto se sabrá a su tiempo, que aún está por decidir.

La tercera trampa

Filed under: General — África @ 5:49 pm

POR EDURNE URIARTE

Los datos que conocemos sobre Navarra hacen sospechar que el presidente del Gobierno se dispone a realizar su tercera trampa en un debate sobre el estado de la Nación. La tercera sobre ETA y el problema vasco. Sacar el acuerdo con NaBai del debate del martes, con la más que burda maniobra de retrasar la presentación de la candidatura de Fernando Puras hasta después del debate.

La diferencia de esta trampa con las dos anteriores es que la credulidad de la oposición y de la opinión pública se agotó hace tiempo. El estilo político del presidente es conocido por propios y ajenos y lo que antes parecía casualidad o simple picardía, ahora parece lo que es, ocultamiento y engaño. A la oposición y a los ciudadanos.

La primera trampa se produjo en el debate del estado de la Nación de 2005. Zapatero anunció su propósito de pedir autorización para el diálogo con ETA justo después de que Rajoy hubiera agotado sus turnos de intervención. Y la segunda, al año siguiente, en el mismo debate. Zapatero contaba con el apoyo de Rajoy para los contactos con ETA sin negociación política y con su compromiso para evitar la confrontación sobre ese asunto en el debate. Utilizados ambos y acabado el debate, los socialistas anunciaron la inminente reunión de Patxi López con Batasuna. Es decir, el cumplimiento de uno de los compromisos de la negociación política con ETA.

La falta de transparencia, la manipulación, el ocultamiento, el engaño, la falta de respeto al jefe de la oposición, son los aspectos formales de la cuestión. Sobre el fondo, aún más significativo, supimos luego que aquellas trampas de 2005 y 2006 enmascaraban pactos inconfesables e impresentables. Que había acuerdos previos con ETA que hacían muy arriesgadas las explicaciones y la confrontación de datos y argumentos en pleno debate sobre el estado de la nación.

Sobre Navarra, cabe preguntarse qué lo hace impresentable e inconfesable en el debate del martes. Si lo obvio, los objetivos políticos de NaBai que ni Zapatero se atreve a sostener públicamente con su apoyo al pacto. O si se trata de una nueva maniobra para mantener viva la negociación con ETA.

Bombas, coca y diseño

Filed under: General — África @ 5:48 pm

POR JUAN PEDRO QUIÑONERO

Las bombas pueden caer mañana. Pero siempre nos quedará la cocaína, el sol y el diseño.

En Beirut, L´Orient Le Jour destaca unas declaraciones del general Claudio Graziniano, comandante en jefe de la Finul en el sur del Libano: se temen nuevos atentados terroristas, cuando las distintas familias religiosas y políticas libaneses, manipuladas por Siria, en muchas ocasiones, continúan persiguiéndose a tiros, bombazos y navajazos. Por su parte, Libanesse Lobby habla de la concertación entre Washington y París, con Madrid fuera de juego. Libanesse Lobby titula: «Washington y París, de acuerdo en que Siria no participe en los proyectos de solución para el Líbano». La publicación libanesa da cuenta de un largo rosario de conciliábulos al más alto nivel entre París y Washington en los que España no puede participar, víctima de su alejamiento de Washington y sus «relaciones amistosas» con Siria.

En Caracas, Analítica Venezolana destaca un comentario de Ariel Segal, hablando de los distintos frentes de «una misma yihad internacional». Yihad, guerra revolucionaria islámica en la que España está en primera línea: como flanco débil para grupúsculos islamistas de la más diversa obediencia, en el Líbano sur, o catapultados desde el norte de África.

Desde otro ángulo cosmopolita, Wall Street Journal estima que Barcelona se consolida, a su modo de ver, como una de las capitales de la nueva moda europea, citando con respeto a Dalmau, Delgado, Miró, Pastor Salcedo, Guerrero, Comella y Font. Amén.

Juan Pedro Quiñonero

REVISTA DE PRENSA

Haz la paz, no el amor

Filed under: General — África @ 5:47 pm

POR EDUARDO SAN MARTÍN

TODO aquél que quiera comprender la raíz de determinados comportamientos de Israel con el pueblo palestino y los países árabes de la región, filtrados a menudo por el tamiz de prejuicios muy antiguos, debería invertir un par de fin de semanas en leer Una historia de amor y oscuridad del escritor jerosolimitano Amos Oz, justísimo premio Príncipe de Asturias de las Letras de 2007. Entenderán mucho mejor las angustias, y también las miserias, de un pueblo abrumado a partes iguales por el peso de la soberbia y la tribulación. Asistirán a una representación sin artificios del dolorosísimo parto que supuso la creación de Israel y sus primeros pasos como el hogar nacional soñado por los irredentos discípulos sionistas de Theodor Herzl. Y se conmoverán con la historia de una familia de judíos europeos expulsados de sus hogares, que huyeron de la barbarie para verse atrapados por un destino que no era exactamente el que les habían contado. El final trágico de la madre cierra uno de los relatos más conmovedores que se haya escrito en mucho tiempo. Es la historia de la familia del propio Oz.

Meses antes de que se publicara en España la novela mencionada, veía la luz un revelador opúsculo del mismo autor titulado Contra el fanatismo. Son tres conferencias dictadas en Europa en el 2003 y en ellas el escritor desentraña la esencia del fanatismo que él ha tenido la desgracia de experimentar en carne propia en su propio país. Para Oz, lo que hace imposible un diálogo con los fanáticos es que estos adoptan una actitud de superioridad moral que hace inviable cualquier acuerdo, porque la esencia del fanatismo reside en el deseo de obligar a cambiar a los demás.

Pero el alegato del autor contra los fanáticos incluye, de pasada, unas consideraciones sobre Europa y los europeos que convendría retener, sobre todo en un momento en el que, después de derramar millones de euros por toda la región, Europa se ve relegada a un papel de mera comparsa y se interroga cómo recuperar un papel activo en cualquier arreglo futuro en Palestina. La visión que Oz tiene de Europa -la patria de sus padres perseguidos, no se olvide- rezuma todo el resentimiento que son capaces de acumular los parientes expulsados violentamente de la casa del padre. Pero no por ello resultan menos útiles: seguramente reflejan sentimientos profundos de una mayoría abrumadora del pueblo israelí. Como aperitivo, el escritor nos espeta el siguiente recuerdo infamante: cuando su padre era niño en Polonia, las paredes de Europa estaban cubiertas con pintadas de «¡Judíos, a Palestina!»; cuando su padre regresó a Europa, cincuenta años después, las mismas paredes estaban cubiertas con pintadas de «¡Judíos, fuera de Palestina!».

Muchos europeos, explica Oz, le invitan a tomar café con palestinos o árabes para que se den cuenta de que ninguno de los dos tienen cuernos y rabo, y lograr así que el problema desaparezca. Dicha actitud se basaría en una idea, muy extendida en Europa, de que todo conflicto es en esencia un malentendido. «Un poco de terapia de grupo, un poco de orientación familiar, y todo el mundo a vivir feliz». Para ellos, el escritor tiene una mala noticia: algunos conflictos son muy reales; pero también una buena: que no hay ningún malentendido entre israelíes y árabes. Los dos quieren la misma tierra, y ambos por razones muy poderosas. «Por muchos ríos de café que bebamos juntos no se extinguirá la tragedia… Se requiere algo más que café y entenderse mejor. Se requiere llegar a un compromiso, a un acuerdo doloroso. Y la expresión «llegar a un acuerdo, a un compromiso» tiene una reputación nefasta en la sociedad europea». Al «haz el amor, no la guerra» de los pacifistas europeos, Amos Oz, pacifista israelí de la primera hora, opone «haz la paz, no el amor». Hacer la paz no es un acto de amor, sino de renuncia recíproca. Y, en consecuencia, siempre resultará doloroso para las dos partes. A mí no me ha costado tanto entenderlo.

El retorno de Rato

Filed under: General — África @ 5:46 pm

POR M. MARTÍN FERRAND

CUANDO, va para cuatro años, José María Aznar desenvainó su dedazo para, por sí y ante sí, designar heredero al frente del PP, en la cumbre del partido se especulaba con dos nombres fundamentales. Los más numerosos sostenían la hipótesis y el deseo de que Rodrigo Rato fuera el sucesor, lo que sin duda habría ocurrido de producirse el relevo, como Dios manda y la democracia exige, en el seno de un Congreso. Los menos confiaban en que la designación aznarí recayera sobre Jaime Mayor Oreja, uno de los muchos nombres valiosos, desde Francisco Álvarez Cascos a Federico Trillo, que ese partido ha despilfarrado, en beneficio de otros de menor enjundia y mayor obediencia, en estos últimos tres años. Aznar, dotado por aquel entonces de un complejo imperial, capaz de casar a su hija en El Escorial, como una princesa, o de ir a Irak para arreglar el mundo del brazo con George Bush, señaló a Mariano Rajoy y así, 11-M de por medio, comenzó la última etapa de la vida política, la de José Luis Rodríguez Zapatero en el limbo y el monopolista de la oposición en la inopia.

El anuncio de que Rodrigo Rato volverá a España antes de que termine el año, sin cumplir el plazo de su compromiso como director gerente del Fondo Monetario Internacional, como hizo su predecesor Horst Kohler -¿qué pasa en el FMI?-, ha sacado de su acostumbrado sopor a Rajoy y a sus sesteantes compañeros en la cumbre del PP. Dígase lo que se diga, un político de raza está siempre dispuesto a arrancarle las entrañas a sus adversarios más notables y, casi siempre, a moler los hígados de sus conmilitones menos afines. El alborozo con el que los populares saludan el retorno del artífice del éxito económico aznarita, supongamos que sincero, habrá que rebajarlo de intensidad hasta saber cuál es la disponibilidad política -las ganas- del hombre que nació el mismo día, mes y año en que falleció Niceto Alcalá Zamora (18-III-1949).

Quienes tengan memoria y gusten de usarla quizás recuerden que, en vísperas de las elecciones de 2004, una echadora de cartas del barrio de Chueca -hoy en fiestas trepidantes- le auguró a Rato, a la sazón la otra mitad de los carteles electorales que encabezaba Rajoy, que llegaría a presidente del Gobierno de España. No le puso fecha al pronóstico y, si bien es verdad que el tarot no es una ciencia, tampoco andan sobrados de rigor los estudios del CIS. Por aquellas fechas dijo Zapatero que Rajoy era el candidato del PP para el 2004 y, seguramente para zaherir al gallego, anunció que Rato lo sería en el 2008. No tiendo a creer ni en oráculos ni en pitonisas, pero algo debe flotar en el aire cuando, con vagas razones, un líder -Rato lo es- anticipa su retorno y dos adivinos, la de Chueca y el del PSOE, coinciden en su pronósticos. Según Francisco Silvela, en España todo es posible y nada resulta probable. Pues eso.

El caballo blanco

Filed under: General — África @ 5:44 pm

POR IGNACIO CAMACHO

SI no se enreda en su contrastada habilidad para convertir las virtudes en contrariedades y hacer de las oportunidades amenazas, el PP tiene en el regreso de Rodrigo Rato una extraordinaria posibilidad de reforzar su oferta electoral, su crédito político y su prestigio socioeconómico. La incontestable reputación del gerente del FMI le serviría a su partido incluso si no se decidiese a volver a la política, simplemente con que se limitara a dejarse ver, hacer «lobby», formular ideas y opinar sobre los asuntos internos españoles que ahora le impide juzgar su altísimo cargo financiero. Pero si Rajoy logra engancharle de nuevo en una pasión que a Rato nunca le ha dejado de envenenar la sangre, tendrá un ticket electoral capaz de crearle a Zapatero bastantes más dificultades de las que ya le causa su propia incompetencia.

Hace bastante tiempo que algunos dirigentes populares trabajan en la posibilidad de canalizar el retorno del antiguo vicepresidente hacia un fichaje capaz de convulsionar la política española en un momento decisivo. La «Operación Cid» -por Rodrigo-, modestamente narrada en esta humilde columna allá por el mes de octubre, fue sugerida a Rajoy ya en el último trimestre de 2005, cuando Rato dejó ver en privado que sus cálculos pasaban por no agotar su mandato en Washington. Desde que se fue no ha dejado de estar en contacto con la política española. Llamadas a sus íntimos, sms de móvil, intercambio de correos electrónicos: el hombre que se quedó en la puerta de la sucesión de Aznar tiene una asignatura pendiente y a su orgullo le pica el gusanillo de aprobarla con la nota alta que siempre ha sacado. Otra cosa es que se le presente la oportunidad adecuada en el momento justo. O que se la sepan presentar.

Si él quiere, el número dos por Madrid estará a su disposición en otoño, y con él la posibilidad de ser presidente del Congreso… o de liderar el partido en caso de derrota y catarsis. Rajoy cerraría de ese modo la estéril puja Gallardón-Aguirre, y si vienen mal dadas dejaría perfilada su propia sucesión de un modo irreprochable. Rato tiene el respeto intacto, realzado si cabe por su experiencia internacional, y es el único gran político del PP con la piel sin chamuscar por la llamarada letal del 11-M. Su dialéctica mortal, su fértil pujanza de ideas y el recuerdo de su gestión triunfal le convierten en una figura que provoca pavor en el Gobierno ante el solo pensamiento de encontrárselo en las filas adversarias… y también a algunos mediocres horrorizados de volverlo a ver en las propias.

Claro que puede que él no quiera. Difícil, porque le costaría trabajo decir que no a su propio compromiso de lealtades, pero no imposible: la vida privada, la seducción de la alta empresa, el arroz pasado y esas cosas. Aun así, nada le podrá impedir merodear desde fuera la escena política, poniendo su reconocido ascendiente al servicio de la causa que siempre ha impulsado. Como consejero senatorial o como alto oficial de operaciones, Rodrigo Rato es un «caballo blanco» de impagable valor para el PP en los tiempos que se avecinan. Veremos si ese partido impredecible es capaz de convertir ese refuerzo en un éxito… o en un problema.

¡Vaya par de gemelos!

Filed under: General — África @ 5:43 pm

POR JUAN MANUEL DE PRADA

EL pensamiento hegemónico, esa plasta progre que cae sobre los cerebros cual bombardeo de napalm, ha encontrado en los hermanos Kaczynski la diana de sus exabruptos y descalificaciones sumarias. El pensamiento hegemónico ha estado durante los últimos años la mar de entretenido arremetiendo contra Bush, cuya mera invocación actúa sobre el progre como el sonido del timbre que anuncia la comida sobre las glándulas salivales del perro de Paulov. Pero el ocaso de Bush está próximo; y parece que quien venga a sustituirlo en la Casa Blanca no servirá a los intereses descalificadores del pensamiento hegemónico. De manera que, mientras en el horizonte aparece otro personaje sobre quien poder repercutir todas las calamidades que afligen al planeta, el pensamiento hegemónico ha reparado en los gobernantes polacos y los ha elegido como destinatarios de sus anatemas. Polonia es la patria de una de las bestias negras del pensamiento hegemónico, Juan Pablo II, y además los gemelos Kaczynski reúnen una serie de condiciones que los hacen indeseables para cualquier progre con certificado de autenticidad: son atlantistas (nótese como el progre empieza a echar espumarajos), son anticomunistas (nótese cómo al progre lo acomete el baile de San Vito) y encima los tíos tienen la jeta de ser católicos (nótese como el progre se convierte al instante en la niña del exorcista).

Lo más asqueroso del pensamiento hegemónico es, como mencionábamos antes, su condición de plasta que arrasa los cerebros. Los medios de comunicación del mundo entero, cada vez que tienen que referirse a los hermanos Kaczynski, los tildan de «ultraconservadores» (entiéndase: fachas), remoquete valorativo indigno de una prensa que no aspire a adoctrinar a sus destinatarios; pero lo que el pensamiento hegemónico pretende es, precisamente, que la gente deje de pensar por sí misma y que acepte acríticamente las etiquetas que su servicio de propaganda adjudica. De manera que los gemelos Kaczynski son «ultraconservadores» porque así lo ha decretado el pensamiento hegemónico; y así lo repiten, cual serviles papagayos, los monaguillos de la corrección política. Una vez entronizado el remoquete, una vez conseguido que incluso quienes no comulgan enteramente con la plasta progre lo repitan como si de un automatismo se tratase, los servicios de propaganda del pensamiento hegemónico se preocupan de divulgar noticias que desprestigien a quienes eligen como payasos de sus bofetadas. Puesto que los hermanos Kaczynski se declaran católicos, se han elegido una serie de actuaciones suyas, no carentes de ribetes chuscos, que de paso permitan caracterizar a los católicos en general (el catolicismo es la gran bicha del pensamiento hegemónico, y también el único baluarte que no ha logrado todavía rendir con su napalm arrasador) como fanáticos con obsesiones sexuales: así, por ejemplo, hemos sabido que los hermanos Kaczynski multan a las mujeres que enseñan las tetas en las playas (yo en su lugar habría extendido el castigo a los hombres que se pasean en pantalón corto por las ciudades); también que han retirado una serie de dibujos animados sospechosa de promover el mariconeo, etcétera. O sea, chorradas.

Pero, dejando aparte estas nimiedades, por lo que se han destacado estos «ultraconservadores» polacos es por defender a cara de perro los intereses de su país ante la voracidad de las potencias europeas, actitud que desde luego los honra y que algún otro gobernante más dimisionario y sonrisitas no ha tenido agallas para sostener. Otro pecado notorio de los hermanos Kaczynski ha consistido en anunciar una revisión de la etapa comunista, que sometió a sus compatriotas a una tiranía crudelísima. De inmediato, el pensamiento hegemónico se ha apresurado a tildar esta iniciativa de «caza de brujas». Cuando un gobernante dimisonario y sonrisitas promueve una iniciativa similar-aunque aderezada con ribetes mucho más sectarios y tergiversadores que la de los gemelos Kaczynski-, el pensamiento hegemónico la denomina por el contrario «memoria histórica». Y es que memoria sólo pueden tener los progres; a los demás nos toca jodernos y comernos con patatas su propaganda. Asi que ya saben, cada vez que se refieran a los gobernantes polacos, no olviden el remoquete: «Los ultraconservadores hermanos Kaczynski…»

ERC llama a la «guerra lingüística»

Filed under: General — África @ 5:42 pm

TRAS una etapa de fingida moderación con el único fin de apoltronarse en estructuras de poder a las que nunca antes había accedido en democracia, ERC ha decidido retornar a sus orígenes. Los últimos varapalos sufridos por Esquerra en las elecciones catalanas y en las locales del 27-M le han obligado a desempolvar su discurso más agresivo e independentista. Esquerra es consciente de que su identidad se ha diluido en los últimos tiempos, víctima de un pragmatismo artificial que no ha hecho sino transformar su ideario soberanista en un mensaje muy poco creíble. Miles de votantes de Esquerra asumen que durante los tres últimos años su partido ha sido manejado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero en exclusivo beneficio del PSOE y que, en gran medida, sus dirigentes han viciado, si no traicionado, sus principios debido al enorme apego que han demostrado por la comodidad de sus escaños. Jordi Pujol dijo de Zapatero en ABC que no es un político de fiar y en ERC parecen estar asimilando ese mismo mensaje.

ERC ha apostado por el radicalismo como medio para no perder más votos y recuperar peso político e influencia, no ya en Cataluña, donde continúa formando parte del tripartito, sino en las Cortes tras las próximas elecciones generales. Son varios los signos que apuntan ya a un desmarque de ERC del PSOE, e incluso del PSC (por ejemplo, en el Ayuntamiento de Barcelona). Esquerra vuelve a ser ese partido pretencioso y propagador de mensajes más efectistas que realistas, que sigue presentándose ante sus simpatizantes fingiéndose el único garante de la pureza catalanista. Es una clara señal de que ERC también prepara su campaña para las generales y de que toda su estrategia hasta hoy queda desvirtuada. La propuesta de Joan Puigcercós de «nacionalizar» a los inmigrantes a través del catalán, y el tono de su apelación a «no tener miedo a la guerra lingüística porque peor es la paz de los cementerios», son pruebas evidentes de cuál es la apuesta de ERC.

Esquerra ha amenazado al PSOE con no apoyar los próximos Presupuestos Generales, si es que llegan a votarse; ha enmendado la ley memoria histórica, que también ahora parece en el aire; y su «no» al Estatuto se mantiene muy vivo. Con una imagen de aparente autonomía respecto al PSOE, en ERC creen estar ante el escenario idóneo para tomar aire. Incluso, el protagonismo creciente de Puigcercós refleja su interés por demostrar que el liderazgo de Carod está en declive. Carod parece completamente al margen de la estrategia de ERC a nivel nacional y en este escenario surge la ofensiva de Puigcercós, trufada de demagogia ultranacionalista y de imposiciones contrarias a la Constitución para re-movilizar a los suyos. Sin embargo y pese a los deseos de ERC, la realidad es muy distinta. Esquerra no cesa de dar tumbos desde la aprobación del Estatuto y tiene muy complicado convencer a su electorado de las insuficiencias de ese texto sentado junto a José Montilla en la Generalitat. Su electorado está muy radicalizado y no digiere el aburguesamiento de sus líderes. Por eso ERC no es creíble y difícilmente va calar su «renovado» mensaje. Ni siquiera con exabruptos como los de Puigcercós apelando a la «guerra lingüística».

Zapatero improvisa con la luz

Filed under: General — África @ 5:41 pm

CUANDO el presidente del Gobierno anunció en el Congreso que las tarifas de la luz de la inmensa mayoría de los hogares españoles no subirían en 2007 por encima del IPC, no sólo demostró una alarmante ligereza argumental, sino tal grado de improvisación que ni siquiera supo que se estaba tendiendo una trampa a sí mismo. Preso de su propia frivolidad, cuando Zapatero explicó su compromiso pareció olvidarse de que el 1 de enero la tarifa doméstica ya había subido un 2,8 por ciento, de tal manera que el incremento previsto por el Gobierno a partir de mañana, 1 de julio -otro 1,81 por ciento para más de 23 millones de hogares-, ya superaría con creces la cifra del IPC. Su solución al desaguisado, ayer en pleno Consejo de Ministros, fue de nuevo improvisar: desautorizó al vicepresidente económico, Pedro Solbes, y al ministro Joan Clos, al decidir congelar prácticamente sobre la marcha el incremento de tarifas que ya estaba previsto.

De hecho, la propuesta del Ministerio de Industria para este segundo semestre del año -que la Comisión Nacional de la Energía consideró insuficientemente fundamentada-, era de esa nueva subida del 1,8 por ciento, adicional a la aplicada desde el 1 de enero. Hay argumentos como para justificar esa subida, más aún con el compromiso de reconocimiento de costes efectivos que ha generando durante los últimos años el llamado «déficit de tarifa», que se reconoce como un deuda para ir cobrando con recargos especiales en la tarifa. Es decir, que cuando hablamos de tarifas eléctricas conviene repasar las notas a pie de página y no perder de vista que, cobijadas en cada tarifa, se alojan facturas adicionales que deberían ir reflejadas en los Presupuestos pero que quedan fuera, en las sombras de complejas negociaciones para especialistas.

Independientemente de ello, tan grave en este caso es el desconocimiento demostrado por Zapatero en esta materia, como la pretensión de resolver su patinazo con un anuncio de tinte electoralista y cargado de demagogia. Lo que realmente hizo el Gobierno ayer fue rectificar sobre la marcha y poner de manifiesto su falta de criterios claros, y no un anuncio público de bloqueo de las tarifas eléctricas, que es el traje con el que Zapatero quiso vestir al muñeco de su error. Además, la práctica de vincular la tarifa eléctrica a la inflación, a la evolución del IPC, tiene mucho de despropósito. Se trata de un servicio, una mercancía, cuyo modelo de costes está muy influido por los precios de materias primas como el gas y por los costes financieros. Por eso convendría ir dejando que el precio de la electricidad lo fije el mercado, ajustado a cada tipo de cliente y de necesidad. Y si no es así, lo mínimo que debe hacer un presidente es estudiar a fondo los informes de sus expertos. Lo contrario obligará a Zapatero en los próximos meses a tener que seguir improvisando hasta en las rectificaciones.

Londres frustra otro 7-j de terror

Filed under: General,Rajoy,Zapatero — África @ 5:41 pm

LONDRES vive momentos de máxima tensión ante la eventualidad de otro macroatentado terrorista. Un coche bomba desactivado, varios vehículos inspeccionados y calles cortadas en pleno centro han provocado un estado de alerta en las zonas más lujosas y emblemáticas de la capital británica. Según Scottland Yard, si hubieran llegado a explotar los artefactos se habría producido una auténtica matanza en lugares próximos a la residencia oficial de la Reina y del primer ministro, así como al Parlamento. Una vez más, los terroristas pretendían sembrar de muerte y destrucción una gran capital occidental. Faltan apenas unos días para el aniversario del 7-J, fecha en la que murieron 56 personas -incluidos los cuatro terroristas suicidas- y otras 700 resultaron heridas. Han pasado apenas unas horas desde que Gordon Brown asumió la jefatura del Ejecutivo y desde que se anunció que el futuro de su antecesor, Tony Blair, estará ligado a la situación en Oriente Próximo. Son asuntos confluyentes que hacen pensar que no se trata de una casualidad, sino de un ataque programado con todo lujo de detalles. El terrorismo islamista planta cara a Occidente, utilizando la violencia indiscriminada y masiva para dar cobertura a su mensaje fanático. Seis soldados en Líbano han perdido también la vida a manos, muy posiblemente, de terroristas islamistas. Este islam «militante», por utilizar el término muy preciso de la comisión norteamericana sobre el 11-S, considera a las democracias como su mayor enemigo porque impugna la legitimidad de la soberanía popular y la libertad individual en nombre de una misión radical e intolerante. Londres es un objetivo muy significado, como antes lo fueron otras grandes ciudades europeas -entre ellas Madrid- y del resto del mundo.

Occidente tiene el derecho y el deber de defenderse, con la convicción de que la verdad y la justicia están de parte de quienes protegen la vida y la libertad de los ciudadanos contra las agresiones fanáticas. Es una guerra que no se gana con palabras, ni mucho menos con ocurrencias de escaso nivel como la imaginaria «Alianza de Civilizaciones». El control de los «predicadores del odio», la prohibición de acceso al territorio nacional de personajes indeseables y el refuerzo de la seguridad pública son medidas imprescindibles que deben ser plenamente compatibles con el respeto al Estado de derecho. Así ocurre en el Reino Unido, cuna histórica de muchas libertades, pero capaz también de actuar de forma contundente en defensa de los valores democráticos. Es destacable la eficacia de la policía británica en este caso, así como la ya acreditada madurez cívica de una sociedad que no se deja amedrentar. Con ocasión del 7-J, Tony Blair habló de un cambio de los tiempos, como advertencia a quienes pretenden aprovecharse de «nuestra condición bondadosa».

Era muy significativo el perfil social y psicológico de los autores de aquella matanza y sería muy interesante comprobar si es análogo al de los terroristas que estuvieron ayer a punto de provocar otro desastre. Se trata de gentes bien integradas en apariencia, sobre las que opera una propaganda radical desde mezquitas, publicaciones y otros medios de difusión al servicio del fundamentalismo islámico. Al Qaeda y sus terminales en Europa, así como los grupos que se asocian a su proyecto en Oriente Próximo y el Magreb, son la mejor prueba de que la libertad necesita ser defendida sin complejos ni debilidades. Algunos gobernantes deberían tomar buena nota de la firmeza del Ejecutivo británico, en plena sintonía con la oposición y con el respaldo de una sociedad que cree en sí misma y en la justicia de su causa. Por desgracia, no será la última vez que las sociedades abiertas se vean amenazadas por el terrorismo indiscriminado, aunque en esta ocasión hay que felicitarse de que no hayan conseguido su objetivo. Por eso es fundamental la convicción de que vale la pena defender la democracia y la libertad frente a un enemigo sanguinario.

El hecho religioso

Filed under: General — África @ 5:39 pm

POR ÁNGELES IRISARRI

LA palabra «laico» se aplicaba a aquellas personas de la Iglesia que no habían recibido órdenes clericales, que no eran clérigos, es decir, religiosas de profesión, por decirlo pronto. En la actualidad, ha tomado un significado claramente anticatólico y antirreligioso y se habla del estado laico y de la enseñanza laica en ese sentido.

En España, la izquierda es la abanderada de estas cuestiones. Esa izquierda que se quedó sin principios doctrinales prácticos, pues que marxismo, leninismo, maoísmo, castrismo y otras especies, fracasaron estrepitosamente en tantos lugares del mundo, y dejaron un balance descorazonador allí donde ejercieron labores de gobierno. En razón de que sus teorías eran muy bellas, sobre todo en lo tocante a la justicia distributiva. Pero como en la práctica se contaba con ser aplicada al hombre perfecto y, por tanto, inexistente, resultó enseguida que no se distribuyó como debiera haberse distribuido, sino que unos pocos se apropiaron de todo lo que había a distribuir, y a los demás, es decir, al pueblo, lo dejaron que se alimentara con la teoría, que no es comestible. No deja de ser un sarcasmo cruel que unos pocos asumieran el poder omnímodo del Estado y se quedaran con cargo, coche, chofer y villa en el Mar Negro, a más de disfrutar de todos los placeres mundanos, mientras al pueblo le ofrecían, para que leyera y se culturizara, el pensamiento de Marx o el libro rojo de Mao, como alimento espiritual, a la espera de inaugurar el paraíso de la «Dictadura del Proletariado» cuando ellos lo consideraran oportuno. Eso que nunca llegó, aunque aquella situación en la que se repartía miseria, se mantuvo durante más de 70 años, merced a una dictadura y a la bobalicona complacencia de los llamados «intelectuales».

El gran problema de todas las ideologías es su puesta en práctica. Pretender que entren los gobiernos como elefantes en cacharrería y llevarse por delante las tradiciones, usos, costumbres y creencias, es, de entrada, prepotencia y, de salida, necedad. Es aplicar el terrible grito de Bakunin y Metchaiev: «Nuestra misión es destruir, no, construir».

El gran fallo del marxismo y sus adláteres fue, a mi entender, imponer por decreto el laicismo, y combatir las religiones y el hecho religioso, cuando cualquier cosa que se impone sin necesidad, en vez de sumar, resta. Como si fuera tarea fácil eliminar a Dios de la sociedad, y sustituirlo por una doctrina que priva al individuo del afán de trascendencia que tienen los seres superiores y que predica la inexistencia del alma, para dejarle desalmado. Y, en otro orden de cosas, haciendo al hombre parte de un engranaje productivo meramente utilitario, al servicio de la comunidad; sustrayéndole la iniciativa individual, arrebatándole la propiedad privada, restringiéndole la creatividad, «cosificándolo» en consecuencia, para sumirlo en la apatía y en el desencanto y, lo peor, negándole la libertad, el bien más preciado del género humano.

El estrepitoso fracaso del marxismo y sucedáneos, que mantuvo bajo puño de hierro a varias generaciones, debería servir de antídoto para erradicar determinadas actitudes de la izquierda en nuestro país y fuera de nuestras fronteras, el ejemplo debería ser suficiente, para no seguir insistiendo en el error. Porque persistir en él es caminar en una dirección que no tiene como meta, se diga lo que diga, alcanzar beneficios generales, sino particulares, más estéticos que éticos, más de fachada que de fondo, más folclóricos que sustanciales.

Así las cosas, que la izquierda española siga empeñada en sostener y postular teorías y actitudes obsoletas, manifiestamente derrotadas por haber resultado contra natura, sacándolas de la tumba cuando están ya muertas y enterradas y, cuando sus nefastas proposiciones han sido padecidas durante varias generaciones por millones de personas y sin que nunca sus dirigentes les preguntaran si estaban de acuerdo con las bondades del régimen, es como mantener latente una enfermedad. Máxime, cuando la mayoría de los jerifaltes, propagandistas, sayones y paniaguados de la izquierda, que son multitud, no han sufrido el miedo que dimanaba de aquellos sistemas totalitarios, y no saben lo que fueron, pues una cosa es estudiar o leer o que te cuenten lo de los campos de concentración de Siberia, y otra, muy otra, haber padecido cárceles y tormento en carne propia.

Es necio, además, porque una cosa es negar a Dios de palabra o hacerlo desaparecer de los libros de texto, y otra, muy otra, es eliminarlo del pensamiento del individuo, pues que acompaña a los creyentes y a los no creyentes, con dos dedos de frente, y no molesta, entre otras razones porque no ocupa lugar. Máxime, porque, gracias a Dios y al empeño de los españoles, vivimos en un país de libertades, con un sistema democrático, anhelado por muchos antes de su puesta en marcha y dispuesto a ser mantenido y perfeccionado por la inmensa mayoría de los ciudadanos.

Y eso, que la libertad, aunque a menudo se imagine, pues ahí está la impotencia personal, la tragedia inesperada, la fortuna, la mala suerte, el accidente, etcétera, es uno de los mayores anhelos de la humanidad y, aunque limitada por lo antedicho y más, la tenemos y la disfrutamos como el bien que es. Por eso, el que quiera creer en Dios, que crea, el que quiera ser religioso, que lo sea, y el que no quiera que no lo sea, y eso, pues eso, pero que no se pretenda convertir a las iglesias en museos de arte sacro. Museos que, por otra parte, hablarían de Dios y de sus Santos…

Como todo en esta Europa nuestra, pues que el cristianismo, además, de religión ha sido y es cultura. Religión bimilenaria que, aunque venida de los Diez Mandamientos del judaísmo, terminó con lo del «ojo por ojo y diente por diente», y supuso un enorme avance en la difícil cuestión de la convivencia y terminó con las venganzas personales. Cultura milenaria que ha salvado y custodiado para las generaciones sucesivas monumentos insignes, libros en peligro de desaparición, cuyos saberes, y un montón de avatares históricos, nos han llevado a ser lo que somos.

El caso es que, siendo lo que somos, siendo lo que nos legaron nuestros antepasados y lo que hemos creado nosotros mismos, no nos ha ido mal. Por lo general, nos respetamos entre nosotros, podemos vivir en sociedad en armonía y sin apenas estridencias o voces disonantes en cuestiones de interés general. Sabemos dónde está el yo, el tú, el él. Aceptamos que haya leyes y normas que nos rijan y, a la par, celebramos que sean iguales para todos. Gustamos del orden y denostamos el desorden y hacemos votos por la paz universal, en general, claro, siempre dicho en general. Y, por si fuera poco, disfrutamos de un alto nivel de vida, inimaginable hace escasos años, merced a la buena coyuntura económica y a la riqueza producida por el trabajo bien hecho de los españoles.

El caso es que somos como somos por el sustrato que nos ha dejado la doctrina cristiana, que nos permite y ha permitido distinguir entre el bien y el mal, entre nuestro bien y nuestro mal. Lo que nos lleva a decir que después de dos mil años, mejor no hacer probatinas, mejor dejar la religión y el hecho religioso como está, pues la falta de religión, aunque hay ateos que saben llevar su ateísmo, es decir, sumoral, con absoluta dignidad, se empieza a demostrar que otra parte no la sabe llevar del mismo modo, según se está manifestando en el aumento de la violencia y el crimen.

ÁNGELES DE IRISARRI

Novelista

No pueden evitarlo, pero impedirán que se publique

Filed under: General — África @ 5:14 pm

Por Francisco Pérez Abellán

Se veía venir. Primero usaron unas estadísticas manipuladas que tratan de contrastar la violencia de género en España con la que se produce en otros países, como Finlandia. Luego vinieron con la conclusión de que, en muertes de mujeres, estamos por debajo de la media europea y otros despropósitos. Y hablan de que la prensa se “autorregule” y haya un “código ético” que trate de las noticias relacionadas con asesinatos.

¿Qué hay detrás de todo esto? Un intento de echar la persiana. Están asustados por las más de 40 mujeres muertas en lo que va de año y por la manifiesta ineficacia de una política errónea. No pueden evitarlo, pero ahora impedirán que se publique.

En el franquismo, El Caso sólo podía publicar un crimen de sangre a la semana. Si se producían tres, había que elegir: en aquella sociedad “tan segura” no se permitía más. Quizá sea ésta la “autorregulación” que se busca, el “código ético” que se echa de menos. Las sociedades libres no tienen miedo a las noticias; las intolerantes, sí.

Las noticias no tienen ética, sino datos. El Gobierno gasta mucho dinero en su lucha contra la llamada “violencia de género”, delito que, por cierto, da señales de desconocer en profundidad, puesto que presume de contar con numerosos “expertos”, cuando aquí no hay más expertos que los maltratadores. Si los utiliza para su faena de aliño, está metiendo de nuevo la pata.

Por lo demás, el enorme esfuerzo, que se disuelve en observatorios varios (con gastos no siempre justificados), legislaciones desequilibradas, campañas absurdas y una realidad tozuda que se niega a pasar por el aro, llega al punto del agotamiento, el momento en que hay que echar la culpa a los medios de comunicación, que, según los “expertos”, publican detalles que producen un “efecto llamada”. O sea, que la noticia de un asesinato provoca el impulso de otro, y así, se notan “ciertos agrupamientos”: “Hay semanas que no pasa nada, y de pronto, dos o tres muertes seguidas”.

No importa que no tengan nada que ver, o que los homicidas actúen por razones diferentes. Es irrelevante que la situación social lleve al punto de crispación. Lo definitivo es el “síndrome Copycat”, o sea, los criminales que imitan a otros y repiten sus crímenes. Lo mejor para evitarlo, culmina la receta de los que tratan de ayudar al Gobierno en sus dislates, es que no se publique el modus operadi de los maltratadores. Ya algunos periodistas se han hecho el harakiri, publicando la pavada del efecto llamada, por mejor servir a los intereses del poder.

Dado que las conclusiones de los expertos pueden insertarse en las ideas totalitarias, aquellos no dan la cara y se limitan a cobrar sus atrevidos informes en el silencio de los despachos. Mientras, en la calle, las mujeres son estranguladas, como en Alcoy, golpeadas en la cabeza, como en Avilés, apuñaladas, como en Galapagar (Madrid), o destrozadas a martillazos, como en Oleiros (La Coruña). Los expertos no se detienen ante nada, y no necesitan razonar sus soluciones mágicas.Lo primero es establecer que no hay para tanto y que en Finlandia, país del que ninguna otra cosa se destaca, se mata más y peor; lo segundo, decir que todavía nos falta para alcanzar la media europea; y lo tercero, proclamar que todos los males achacables a la prensa, porque lo que publica empuja a matar. Por eso no es urgente acabar con las condiciones sociales que procuran el caldo de cultivo en que prolifera el maltratador, sino evitar que se publique lo que pasa.

Algunos colectivos están muy contentos con la letra de una ley denunciada por anticonstitucional y que está mostrando una desastrosa aplicación. Las muertes de mujeres aumentan sin parar. Tal vez todavía no han caído en que lo necesario es que el maltratador no pueda habitar tranquilamente entre nosotros. Es decir, que sea señalado, acosado, extirpado del seno social. Hasta ahora, la ley no le inquieta ni le hace sufrir. Parecería que no va con él. Mientras, miles y miles de pequeños asuntos colapsan los juzgados, la norma se revela impotente para evitar los delitos más graves. Ninguno de ellos sería posible sin cierta complicidad social.

Lo que precisa la violencia de género es luz y taquígrafos, lo contrario que receta el Gobierno. Hasta el partido en el poder estaba de acuerdo con ello en el programa que presentó a las elecciones; ahora, ha cambiado radicalmente de postura. Los gobernantes deberían repasar sus promesas electorales para no ser enemigos de sus propias ideas, porque eso delata su oportunismo o tal vez el agotamiento de su capacidad.

Decíamos que lo que precisa la sociedad es una campaña total contra los maltratadores, en la que queden en evidencia. Que aquel que tenga una esposa o compañera sentimental con un ojo morado no pueda tomar café en el barrio ni pasear tranquilo. Que ni siquiera pueda salir a la escalera sin que sea objeto de desprecio y desaprobación. Eso sólo se consigue con una acción contraria al oscurantismo.

Hay que viajar en sentido contrario: lejos de “los fantasmas del Copycat”, que están sólo en boca de “los asesores fantasmas”, hay que hacer programas de radio y televisión, crear secciones en los diarios, dictar conferencias exhaustivas en colegios y comunidades de vecinos. Hay que cambiar la sociedad hasta que sea un territorio hostil al maltratador. Que no pueda llevar una vida normal, que no sea aceptado ni encubierto: si maltrata a su familia, que no pueda vivir en el barrio.

En este momento, la situación le favorece, la ley no le inquieta: se ampara en el silencio y la vista gorda. Sus familiares, y los de la víctima, no deben callar: que cuenten todos los detalles ante el micrófono más próximo. Y que se fastidie el delincuente y el Gobierno que no acierta.

FRANCISCO PÉREZ ABELLÁN, presentador del programa de LIBERTAD DIGITAL TV CASO ABIERTO.

¿Pero qué diablos son las supercuerdas?

Filed under: General — África @ 5:11 pm

Por Jorge Alcalde

Estos días se han reunido en Madrid algunos de los físicos teóricos más importantes del mundo para debatir sobre las últimas novedades en la teoría de las supercuerdas.

El acontecimiento, de gran importancia en el universo de la ciencia, ha tenido, sin embargo, muy poca repercusión en lo medios… y con razón. Resulta que, a pesar de su indudable atractivo, la teoría de las supercuerdas cuenta con un gigantesco déficit de popularidad. Es, para qué engañarnos, una de las ideas más complicadas, ininteligibles y abstractas que la ciencia ha parido.

Intentar acercar al gran público este compendio de teorías sobre la materia, su origen y su funcionamiento, es ardua tarea. Por eso la mayoría de los periódicos y revistas prefiere pasar de largo. La culpa no es, seguramente, de los medios, obligados a torear un asunto demasiado inaprensible; ni de los científicos, que seguro que se esfuerzan en hacerse entender por el común de los mortales. La culpa la tiene, sencillamente, la paradójica, difusa e incierta manera en que la naturaleza se manifiesta en ese mundo mágico de las partículas.

Los expertos consideran que la teoría de las supercuerdas, a la que se ha dedicado este congreso en Madrid (Strings 07), es la mejor alternativa para resolver un problema físico que atribula a los científicos desde principios del siglo XX, a saber: la mecánica de Newton, las leyes que Sir Isaac nos legó para explicar el comportamiento de los cuerpos en movimiento y que luego Einstein complementó con su física relativista, sirve para explicar el funcionamiento de las cosas más grandes (desde un remolino de motas de polvo hasta la circulación de planeta, estrellas y galaxias en el espacio y el tiempo), pero falla estrepitosamente en el mundo de lo más pequeño (en la esfera de las partículas elementales).

Por deformación escolar, nos imaginamos el interior de los átomos como una especie de minisistema solar formado por esferas diminutas que se unen en un núcleo (protones y neutrones) y otras más pequeñas y errantes que giran a su alrededor (electrones). Pero la física actual nos ha demostrado que el interior de la materia no es, ni mucho menos, así. En primer lugar, los neutrones, los electrones y los protones no son partículas elementales. Dentro de ellos hay aún otras divisiones de la materia con ladrillos más pequeños aún, como los quark.

Pero eso no es lo más grave. Mucho peor es la constatación hecha por la física cuántica de que el comportamiento de estas partículas no responde a las leyes de la física de lo más grande. Es imposible determinar matemáticamente la posición y la velocidad de una partícula: o calculamos dónde está o calculamos a qué velocidad se mueve. Esto es así porque el mundo cuántico es un territorio de incertidumbres: una partícula puede estar en la posición A e inmediatamente pasar a la posición B sin recorrer el camino intermedio (al menos aparentemente).

Es necesario resaltar lo de “aparentemente”, porque de lo que hablan los físicos teóricos no es tanto de la realidad como de la capacidad que tenemos de medir dicha realidad. Sabemos que el Cosmos funciona como Newton y Einstein nos dijeron porque somos capaces de predecir mediante ecuaciones el modo en que se comportan las cosas. Aplicando las leyes de la mecánica, conociendo las fuerzas de gravedad, calculando distancias, masas, rozamientos…, podemos prever el lugar en que caerá una bala de cañón, la dirección que seguirá una bola de billar o el tiempo que tardará un tren en frenar. Con las mismas ecuaciones, podemos predecir cuándo pasará de nuevo el cometa Halley por una órbita visible desde la Tierra, calcular la masa de las galaxias y deducir qué pasaría si un asteroide impactara en nuestro planeta. Sin embargo, todas esas ecuaciones se vuelven inútiles a la hora de extraer certidumbres del mundo subatómico.La física newtoniana y eisnteniana calcula y predice con exactitud asombrosa. La física cuántica (la que conoce de lo más pequeño) sólo puede aspirar a calcular probabilidades. Es una física probabilística. Los científicos llevan décadas buscando una ley que pueda unir las dos físicas en una sola y que sirva para explicar tanto lo que ocurre a escala cósmica como lo que sucede a escala atómica. La teoría de las supercuerdas podría ser el marco ideal para hallar esa ley. Lo que propone es un cambio radical en la concepción del mundo subatómico, similar al que supuso la inclusión de la cuarta dimensión, la temporal, en el modelo cósmico de Einstein.

¿Y si las partículas no fueran pequeñas esferitas que nos empeñamos que actúen como cualquier otra esferita, desde las canicas a los planetas? Los físicos de hoy plantean la posibilidad de que las partículas elementales sean, en realidad, lazos o cuerdas minúsculas que están sometidas a diferentes tipos de tensión. Del mismo modo que la cuerda de una guitarra vibra de manera distinta según lo tensa que se encuentre y, por ende, produce notas diferentes, las cuerdas fundamentales de la naturaleza física también pueden vibrar en diferentes frecuencias. Así, cada tipo de vibración produce una manifestación de una partícula diferente.

El Cosmos no estaría formado por pequeños ladrillos esféricos que se unen en estructuras cada vez más complejas hasta generar la arquitectura interior de una roca, un puñado de arena, un chorro de agua, un planeta o una supernova; más bien sería una legión de supercuerdas (por qué no llamarlas, mejor, minicuerdas) afinadas para tocar en una frecuencia perfecta que mantiene a la materia en orden (desde la más grande a la más pequeña). El problema es que, de momento, nadie es capaz de demostrar experimentalmente este modelo.

Del mismo modo que Einstein dedujo sus predicciones tirando de papel y lápiz, y hubieron de pasar décadas hasta que la observación cosmológica probara su certeza (de hecho, algunas ideas de Einstein aún esperan comprobación experimental), en el caso de las supercuerdas no existe experimento alguno que pueda decirnos si la teoría es cierta. Sabemos que, matemáticamente, tiene sentido, que las ecuaciones encajan… pero no podemos comprobarlo directamente. Y quizás nunca podamos: porque para poder “ver” a las supercuerdas en acción en un laboratorio haría falta someter la materia, en los aceleradores de partículas, a energías tan elevadas como las que tuvieron lugar durante el mismísimo Big Bang… Y eso no es posible. O quizás sí lo sea, dentro de unas cuantas generaciones. ¿Quién sabe?

Last Days: la película-epitafio de Kurt Cobain

Filed under: General — África @ 5:09 pm

Por Santiago Navajas

Últimamente los directores de cine con pretensiones autorales (de David Lynch a Lars von Trier, pasando por Wong Kar Wai, Michael Moore o Pedro Almodóvar) manifiestan la embarazosa tendencia a emular a Paris Hilton como estrellas mediáticas. Otros (creo que finalmente se revelarán también como los más grandes) siguen siendo insobornablemente sencillos a pesar de los éxitos, y se expresan con claridad, sin aspavientos pueriles.

Entre los “otros” se cuentan los hermanos belgas Dardenne o el norteamericano Gus Van Sant, que comparten la mirada lúcida y limpia sobre el mundo que les rodea y han creado algunos de los docudramas más verdaderos de los últimos años, por ejemplo Rosetta y Elephant, ambos galardonados con la Palma de Oro de Cannes.

En Last Days se parte de unos hechos reales para trascenderlos. En este sentido, más que con una descripción minuciosa, o una explicación psicológica, de los últimos días del ídolo pop Kurt Cobain, nos encontramos con una estilización del dolor psicológico asociado a una depresión maníaco-depresiva o a una adicción terminal a las drogas. O a ambas, como experimentó de forma cercana Van Sant en algunos de sus amigos, el actor River Phoenix y el músico Elliot Smith.

¿Cómo expresar lo inexpresable?, ¿cómo mostrar lo que es radicalmente privado?, ¿cómo poner en imágenes “la noche oscura del alma”? La cita de San Juan de la Cruz viene a cuento porque si la temática es el existencialismo, el tratamiento formal deriva hacia la poesía mística audiovisual: largos planos, hondos silencios, absurdos diálogos. Una estética de la pureza que exige al espectador una atención máxima, porque las respuestas a los enigmas planteados se cuelan a través de pequeños detalles y la combinación entre lo que se ve y lo que se encuentra más allá del plano.

En las primeras secuencias observamos al sosias de Cobain, Blake (Michael Pitt), tomando un baño en una cascada en mitad de un bosque. Blake farfulla, su forma favorita de expresión, frases sin sentido. Medio zombi, medio ángel, en cualquier caso terrible. Sin tensión vital, Blake se arrastra como si estuviera hasta arriba de litio (precisamente la canción que prefiero de un artista que no admiro es Lithium, en la que hace un homenaje a la droga más usada contra los trastornos bipolares y la depresión). Termina la ablución, ¿el bautismo?, y enciende una hoguera en la que seca la ropa.

No será hasta la mañana siguiente cuando vuelva a un caserón en el que duermen otros jóvenes. Se prepara un desayuno, coge una escopeta, con la que se pasea por la casa apuntando a las cabeza de los bellos durmientes, abre la puerta a un comercial de las páginas amarillas que lo confunde con el anterior propietario, y mantiene una conversación con él que habría hecho las delicias de Beckett. Pero Blake no espera ni a Godot ni a su siguiente visita, el detective que cuenta una historia sobre un mago del siglo XIX cuyo truco consistía en parar balas con la boca. Hasta que finalmente falló. O quiso fallar.

Más tarde se prepara una comida, toca unos acordes con la guitarra, mira pasar el río y, finalmente, se pega un tiro en la cabeza.

Bueno, finalmente no, porque todavía quedará una coda sorprendente. Aún más por la originalidad de la puesta en escena, que no se entiende si no se tiene en cuenta la profunda religiosidad del pueblo norteamericano en general y de Gus Van Sant (comenzó siendo episcopaliano y ahora profesa el budismo) y de Kurt Cobain (parte de sus cenizas fueron esparcidas en un monasterio budista de Nueva York; y casi no hay que decir que su grupo se llamaba Nirvana) en particular.Esta religiosidad latente, manifestada en la importancia asignada a la Naturaleza como testigo del desmoronamiento de Blake, se revela decisiva en uno de los pocos fenómenos sobrenaturales literales y legítimos que registra la historia del cine. Esta especie de milagro, ¿de resurrección?, ilumina de trascendencia el hermetismo de Van Sant.

Un ejemplo paradigmático de esta puesta en escena críptica, alejada de los usos masticados del cine convencional, con la que Van Sant rompe las reglas del melodrama tradicional: vemos a Blake en una habitación de la planta baja enfocado desde el jardín. En el típico biopic musical hollywoodiense (Gran bola de fuego, Ray, En la cuerda floja, Dreamgirls), el momento de la creatividad artística por parte del genio torturado e incomprendido se muestra con un acercamiento paulatino a su rostro, acompañado de música de violines, para provocar la empatía sentimental del comedor de palomitas ocasional. Por el contrario, en un ejercicio de pudor y rigor, Van Sant inicia un movimiento de cámara que la aleja del protagonista en el momento de la creación, respetando su intimidad.

Aunque la mayor parte de la crítica ha sido muy benévola con la mística de Van Sant, también se han escuchado voces que le han tachado de banal y pedante, de ser sólo una estúpida y narcisista provocación profundamente aburrida. Por ejemplo, Jonatham Rosenbaun, en el Chicago Reader, dice no soportar su manierismo impostado, la falta de contenido y la obscuridad vagamente new-age de un estilo que, como el propio director ha reconocido, sería una traslación del método de planificación interminable usado por el húngaro Bela Tarr en su Satantango pero sin la densidad conceptual del europeo. El estilo de Tarr ha influido tanto en Van Sant como en Jarmusch, los dos directores más europeizados de los EEUU. Por cierto, aunque quizás sólo sea una casualidad, en una de las anteriores películas de Jarmusch, Dead Man (Hombre muerto), el protagonista también se llama Blake, por el poeta William Blake, y sus títulos son fácilmente intercambiables.

Sin embargo, el propio Rosenbaum admite que la película funciona porque es capaz de incorporar un tipo de humor sofisticado, como el que se desprende del encuentro entre Blake y su mujer, la traslación a la pantalla de Courtney Love (según una leyenda urbana de baja estofa, fue la asesina de su marido):

– ¿Qué le dices a tu hija?

– Que la extraño, le hago sus voces favoritas.

– ¿Le dices que lamentas ser un cliché del rock?

– (Silencio).

Llegados a este punto, creo que está claro que deben abstenerse de Last Days todos aquellos que busquen una hagiografía de su cantante favorito (por cierto, no suena ni una de las pegadizas melodías de Nirvana), o los que no consideren la contemplación y el rezo como una de las bellas artes cinematográficas. Por el contrario, es imprescindible para los que crean, con Neil Young, que es mejor quemarse que apagarse poco a poco, o para los que coincidan con William Blake en que “si las puertas de la percepción fueran abiertas, el hombre percibiría todas las cosas tal como son, infinitas”.

LAST DAYS (EEUU; 97 minutos). Dirección y guión: Gus Van Sant. Intérpretes: Michael Pitt, Asia Argento, Lukas Haas, Scott Green, Nicole Vicius, Harmony Korine, Ricky Jay, Thadeus A. Thomas y Andy Friberg. Fotografía: Harris Savides. Calificación: Intimista (8/10).

Pinche aquí para acceder al blog de SANTIAGO NAVAJAS.

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.